Vida

¿Cómo enfrenta la pandemia una universidad nueva?

¿Cómo enfrenta la pandemia una universidad nueva?

Desde hace unas semanas las diferentes universidades del país han manifestado con preocupación que la deserción podría aumentar significativamente de cara al siguiente semestre dados los problemas económicos de los estudiantes y sus familias por culpa de la emergencia sanitaria.

Sin embargo, poco se ha hablado de la manera en que enfrentarán la crisis aquellas instituciones que apenas están dando sus primeros pasos en el mundo de la educación superior.Lea también: ¿Cómo se evitará la copia en las pruebas Saber de forma virtual?

Tal es el caso de la Fundación Universitaria Salesiana, fundada por la comunidad religiosa del mismo nombre, la cual abrió su primera carrera apenas este año. Se trata de una organización que en Colombia ya cuenta con varios colegios en diferentes lugares del país, algunos con gran reconocimiento en el sector como el Centro Don Bosco, en Bogotá.

Se pensaría que dado que su número de estudiantes es muy bajo (no llega a los 20 alumnos), el impacto de la emergencia sería devastador.

Sin embargo, el rector Leonardo Gómez aseguró a que, por el contrario, el estar incursionando en este mundo con el respaldo de una fuerte inversión inicial, permite pensar en que, contrario a otras instituciones, su número de estudiantes va a aumentar.

Lea también: Universidades en crisis, ante el desafío de sobrevivir a la pandemia

Gómez respondió algunas preguntas relacionadas con la manera en que una institución con poco tiempo de vida se enfrenta a los estragos causados por la pandemia:

¿Cómo fue el inicio de la universidad a inicios de este año?

Si bien en 2020 iniciamos clase, el trabajo es de tiempo atrás. Tomamos la decisión de fundar la Universidad Salesiana pensando en las clases media hacia abajo, personas de bajos ingresos. Este proyecto es aprobado en el 2018, momento en el que iniciamos trabajos para conseguir los registros calificados de seis carreras: Química Farmacéutica, Ingeniería Agroindustrial, Ingeniería Informática, Ingeniería Energética, Licenciatura en Educación Comunitaria y Licenciatura en Química.

Iniciamos labores con estudiantes este año 2020 con la carrera de Química Farmacéutica, con la que incursionamos en Colombia con un grupo de apenas 13 estudiantes. Sin embargo, en el mundo tenemos experiencia con más de 50 instituciones de educación superior de los salesianos.

Las demás carreras tienen ya el registro calificado y las abriremos en la medida en que tengamos un grupo de 15 estudiantes para abrirlas. Nuestras proyecciones son que aumenten las matrículas y que podamos contar con estudiantes suficientes para abrir las demás carreras.

Lea también: U. Autónoma abrirá admisiones solo para tres carreras en 2020-2

El próximo programa en abrir, de acuerdo a comportamiento que se dé, sería Licenciatura en Educación Comunitaria.

¿Pese a estar iniciado, también darán auxilios a sus estudiantes como otras instituciones?

Dada la situación de la pandemia, todo el sector se ha visto afectado, pero también se afectaron los ingresos de las familias. Por la vocación de nuestra comunidad, estamos haciendo un gran esfuerzo para ofertar a los muchachos y muchachas que no alcancen a entrar a la educación pública, una institución de calidad.

Lo que vamos a hacer es ofertar para los primeros 100 estudiantes un descuento del 50 por ciento en el valor de las matrículas del primer año de la carrera, es decir, para 2020-2 y 2021-1. Con esto queremos ante todo hacernos solidarios con este tipo de estudiantes.

¿Cómo es posible que piensen en descuentos del 50 por ciento y en aumentar la cantidad de estudiantes cuando todo el sector se prepara para lo contrario?

Al ser una institución nueva, las condiciones son diferentes. Mientras otras universidades prevén una reducción en matrículas, nosotros esperamos un aumento.

Calculamos un número total de 60 estudiantes, siendo realistas con la situación que se está presentando. Nuestras proyecciones iniciales eran más altas, pero somos conscientes de la emergencia y creemos que este será el comportamiento.

Lea también: Consejos prácticos para que ahorre agua en casa

Sin embargo, la oferta de reducción en el valor de las matrículas es para los primeros 100 estudiantes, nuevos y antiguos, es decir, si llegan más, también tendrán el beneficio.

Tenemos la posibilidad de apoyar solidariamente a nuestros alumnos también gracias a que somos una universidad nueva, y estas ayudas, si bien no estaban contempladas y generan un impacto, creemos que las podemos sortear porque de momento la institución no depende del valor de las matrículas.

La cuestión es que se realizó una fuerte inversión, pensando en alcanzar el punto de equilibrio a los seis años de funcionamiento, de acuerdo con nuestras proyecciones y el sistema financiero de sostenibilidad.

Mientras llegamos a ese punto, la comunidad salesiana estará sosteniendo lo que compete al presupuesto necesario para poder funcionar.

¿Cómo enfrentan la educación remota y un posible regreso a clase en agosto?

El hecho de ser nuevos nos da una ventaja frente a otras universidades, ya que podemos hacer acompañamiento personalizado a cada uno de los alumnos que llegue al campus, conocer sus condiciones y hacer seguimiento tanto a su proceso académico como al financiero para que puedan seguir estudiando.

La alternancia tampoco va a ser un gran problema porque tenemos los espacios suficientes para poder atender a todos los estudiantes que lleguen.

También estamos trabajando junto con el Ministerio de Educación para elaborar todos los protocolos necesarios para iniciar labores en el mes de agosto con la alternancia.Lea también: Por mal tiempo se posterga el lanzamiento de la Nasa y SpaceX

¿Cuál es el tamaño de su planta laboral en la actualidad?

Nuestra planta de 19 personas. Cada uno de los administrativos está en la capacidad para dar clase. De momento cinco personas están dedicadas a la docencia para este primer semestre, pero para el siguiente ya serán más.

¿Por qué apostarle a carreras que no son consideradas tradicionales?

Estas carreras que ofertamos fueron pensadas en las necesidades del país. No son carreras tradicionales. Se realizó un trabajo riguroso, un estudio de mercado muy serio en el que encontramos que estas van a tener un desarrollo importante en el transcurso del tiempo en Colombia.

MATEO  CHACÓN
Redacción Educación
[email protected]