Vida

'Bolsonaro es inconscientemente incompetente' en temas ambientales

'Bolsonaro es inconscientemente incompetente' en temas ambientales

La selva tropical más grande del mundo lleva casi 20 días ardiendo. La región amazónica brasileña está sufriendo los peores incendios forestales de los últimos años, en gran parte por un fenómeno de deforestación que avanza con rapidez.

La excandidata presidencial Marina Silva, y exministra de Medio Ambiente en Brasil (dirigió esa cartera entre 2003 y 2008), habló con sobre “el estado de emergencia” que vive su país. 

Silva participará este jueves, en la Universidad de los Andes, en un conversatorio sobre los 'Avances y retrocesos de la gestión socioambiental en América Latina', con el objetivo de generar una reflexión sobre el modelo de desarrollo en la región.

¿Cuáles son las razones detrás de este desastre ambiental en la Amazonia brasileña?

La verdad es que, tristemente, ya no tenemos una política ambiental en Brasil. Desde que asumió el gobierno de Jair Bolsonaro, lo que realmente tenemos es una política antiambiental. Está deconstruyendo toda la estructura de gobernanza ambiental que hay en el país, descalificando a los órganos ambientales y de fiscalización, y debilitando las políticas públicas, especialmente aquellas que combaten la deforestación. Está dando un mensaje para que los que hacen ocupación ilegal de tierras públicas lo sigan haciendo. Esto es lo que ha promovido una pérdida de bosque desenfrenada y una propagación de incendios en la Amazonia. Lo que tenemos ahora es un retroceso en la gestión ambiental, un desmonte de esas políticas.

(Le puede interesar: Este año se ha quemado en Brasil un territorio equivalente a Risaralda)

Marina Silva

Marina Silva, excandidata presidencial en Brasil.

¿Quiénes hacen la ocupación ilegal de tierras?

Generalmente son personas que tienen mucho dinero para devastar rápidamente esas áreas con la expectativa de que después les sean legalizadas. Esa es una de las razones por las que Alemania y Noruega suspendieron los recursos del Fondo Amazonia. Ese dinero, que es para promover el apoyo a las actividades productivas sustentables y el fortalecimiento de la gobernanza ambiental, lo quieren usar para legalizarles la tierra a quienes invaden ilegalmente. Es perverso.

Brasil logró reducir la deforestación durante la última década y convertirse en un referente internacional. ¿Tambalean esos avances?


Lo que está en riesgo es más que eso. Estamos denunciando una amenaza al legado de la gestión ambiental brasileña, que puede ser destruido. Detrás de los incendios forestales se está desmontando un sistema nacional de unidades de conservación, de licenciamiento ambiental, inclusive para obras de gran impacto como hidroeléctricas y carreteras, de planes de ordenamiento territorial y zonificación. Jair Bolsonaro quiere expandir cada vez más la frontera agrícola. La preocupación es la gobernanza.

Incendios en Brasil by Anonymous B0bYF6 on Scribd

El presidente insinuó que detrás del fuego en la Amazonia podrían estar ONG...

Bolsonaro es una persona muy compleja. Le costó mucho entender que era inconscientemente incompetente para lidiar con los problemas ambientales de Brasil. Dice eso porque él trabaja con una práctica mentirosa y criminal.

Si no fuera por el trabajo serio y competente que han hecho la mayoría de ONG durante décadas, hoy estaríamos en una situación mucho peor. Bolsonaro usa estrategias similares al fascismo: acusar a las víctimas de ser las responsables, las criminales.

Brasil es el tercer país más peligroso del mundo para ser un defensor del medioambiente y el territorio, después de Filipinas y Brasil ¿qué tan vulnerables están los pueblos indígenas en este Gobierno?

Hoy en día los pueblos indígenas son los más vulnerables. De por sí ya es difícil desde el punto de vista cultural y de discriminación, pero nunca se había visto a un Gobierno hablando con tanta frecuencia en contra de ellos. Los indígenas están amenazados desde el punto de vista político, por la violencia física o por la pérdida de sus territorios.

Están resistiendo. Están conservando el bosque. Deberían ser reconocidos e inclusivo remunerados por los servicios ambientales que prestan. Bolsonaro cree que el bosque es un problema, que los indígenas son un problema.

Sin Amazonia no hay progreso ni desarrollo económico en Brasil. Ya hemos perdido el 20 por ciento de ella, que representa el 60 % de nuestro territorio y genera cerca del 9 % del PIB

Fue elegido democráticamente, incluso con una campaña presidencial que amenazaba con salirse del Acuerdo de París, ¿cuál cree que es el fenómeno detrás?

Aunque fue elegido por el voto popular él no está por encima de la Constitución. Las políticas públicas deben obedecer a principios de legalidad, impersonalidad y transparencia, pero este Gobierno no las está cumpliendo. Las leyes están ahí. 

¿Qué puntos abordará en el conversatorio de hoy? El fenómeno de la deforestación y ganadería extensiva no es ajeno a Colombia...

Todos recibimos con alegría el acuerdo de paz en Colombia, pero esto lleva un tiempo grande de maduración para que se transforme en una paz real en los territorios, en la política, en la economía, en la capacidad de diálogo, que es el único camino para resolver los problemas.

Pensar en América Latina es pensar en un continente con muchos desafíos y dificultades, pero también con muchas posibilidades. La sociedad latinoamericana debe orientarse por principios y valores que, independientemente de los gobiernos de turno, no son negociables: el respeto a la diversidad, a las libertades individuales, a la democracia, a la protección de los recursos naturales, a las comunidades indígenas.

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE
@ElTiempoVerde