Vida

Bancos de leche, una vía para derrotar la desnutrición infantil

Bancos de leche, una vía para derrotar la desnutrición infantil

Aunque se cree que la lactancia es un proceso natural de la maternidad y todos los niños tienen acceso a ella, lo cierto es que solo tres de cada 10 bebés se alimentan con leche materna en los primeros seis meses de vida en Colombia.

Por eso, desde hace un poco más de nueve años, en el país se han venido instalando los bancos de leche humana (BLH), los cuales pueden ser una respuesta a esas necesidades.

En estos centros, las madres que tengan leche sobrante pueden donarla a los bebés cuyas mamás no pueden ser alimentarlos por estar desnutridas, tener alguna enfermedad contagiosa o alguna adicción peligrosa para el bebé.

Con estos bancos, que a la fecha son 15, se busca mejorar las estadísticas en los menores de 5 años, pues el 9 por ciento de los bebés nacen con bajo peso, el 1,6 por ciento de los niños sufren de desnutrición aguda y solo el 36 por ciento de los bebés toman leche materna en sus primeros seis meses.

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo de este gobierno, precisamente, la meta es que el bajo peso al nacer se reduzca a 8 por ciento, la desnutrición aguda sea del 1 por ciento y el porcentaje de lactancia materna suba a 42,8 por ciento.

Para el pediatra Álvaro Duarte, quien hizo parte de la instalación de uno de los bancos de leche en el país hace unos años, es clave que se tome en serio la lactancia materna como una salida para derrotar la desnutrición, y cita el ejemplo de Noruega, un país en donde la lactancia es parte importante de la economía, pues también entra en los cálculos del producto interno bruto.

Según Duarte, un niño que fue alimentado en sus primeros años con leche materna tiene menos posibilidades de tener diabetes y obesidad cuando sea grande, por lo que la familia, la sociedad y el mismo Estado pueden gastar menos dinero en medicamentos y hospitalizaciones. “Es impresionante todo lo que se pueden ahorrar cuando la mayoría de niños recibe leche materna. Desafortunadamente, en Colombia aún no es así”.

¿Cómo funcionan?

De acuerdo con el Ministerio de Salud, que es la entidad que regula los bancos de leche, las mujeres que deseen donar lo pueden hacer en tres lugares: en su casa, en los BLH o en los centros de extracción hospitalaria que hagan parte de la red coordinada por los BHL.

“Son unos lugares que están especialmente adecuados para que se procese la leche humana donada. Allí se pasteuriza para que la reciban los bebés que más la necesitan, que son los prematuros o los que están en unidades de cuidados intensivo”, detalló el pediatra.

Entre los requisitos para que una madre pueda entrar a estos sitios a donar figura que su bebé esté bien alimentado y que sea una persona sana. “Casi siempre, en cada banco de leche hay un médico que revisa las condiciones de la madre y se asegura que esta puede donar”, agregó Duarte.

Luego de que la mujer dona la leche, esta es clasificada según su composición para darles a los bebés beneficiarios el tipo de alimento que necesitan.

Según el Ministerio de Salud, este es un servicio gratuito, con lo que se disminuyen los costos de alimentación de los bebés recién nacidos, sobre todo los que tienen complicaciones médicas. “El calostro puede tener al menos 5.000 células vivas, lo que puede ayudar mucho a la salud del bebé”, destacó Duarte.

Desde su instalación, según cifras de los bancos de leche, estos centros han tenido una buena acogida y en los últimos años ha aumentado el número de mamás donantes. Desde que entraron en funcionamiento, en 2009, más de 11.244 madres han sido atendidas y se han logrado recolectar 9.385 litros de leche humana, lo que ha beneficiado a 16.757 recién nacidos.

No obstante ese crecimiento, muchas mamás aún no tienen conocimiento de esos centros. Andrea Cárdenas, una de las que promueve la donación, cuenta: “Cuando estaba embarazada escuché algunas conferencias que hablaban de la importancia de la leche materna y de la donación, y por eso me enteré. Desde ese momento empecé a difundirlo. Cuando lo hago, encuentro que mucha gente todavía no sabe bien cómo funciona”, añadió.

De otro lado, según el Ministerio de Salud, además de los 15 bancos que están en funcionamiento, se están implementando otros dos, con lo cual se espera que haya una mayor donación. “Estas iniciativas son muy buenas, pero lo ideal es que haya un banco de leche en cada hospital que atienda a bebés prematuros para así disminuir la desnutrición infantil”, concluyó Duarte.

REDACCIÓN SALUD