Vida

Así se vive la experiencia de ir de compras ahora

Así se vive la experiencia de ir de compras ahora

Para ir de compras en la ‘nueva normalidad’, hay que empezar con tener mucha paciencia y saber adaptarse.

La forma habitual a la que las personas estaban acostumbradas ha cambiado, empezando por el aforo limitado, el distanciamiento social, los horarios, la toma de temperatura y los protocolos de prevención, higiene y de desinfección en las tiendas y áreas comunes.

Un ejemplo son las medidas de bioseguridad que adaptó el Grupo Empresarial Arturo Calle para el acceso de clientes. La compañía realizó la instalación del ‘punto seguro’, en el cual una persona designada controla el acceso a la tienda y suministra los elementos de desinfección como gel antibacterial para las manos y producto para la desinfección del calzado.

“Nos enfrentamos a un nuevo escenario que nos invita a reanudar nuestras actividades de una manera diferente a la que veníamos acostumbrados. Entendemos que esta es una nueva oportunidad a la cual vamos a responder con responsabilidad”, afirmó Carlos Arturo Calle, gerente general del Grupo Empresarial, en un comunicado.

Otro elemento que no será igual que antes, al menos por el momento, es la dinámica de los probadores. En un artículo publicado por el portal 'Fashion Network' se informó que la marca Koaj diseñó una guía de tallas especializada con el objetivo de reducir al máximo posible el uso de los probadores y las devoluciones. Además, comunicó que las prendas que hayan sido utilizadas por los clientes en los probadores contarán con períodos de desinfección y cuarentena.

Juan Miguel Pinto, gerente de experiencia de clientes de Parque Arauco, mencionó que si bien es importante aclarar que este protocolo depende de cada una de las marcas, en términos generales, para quienes lo adopten consiste en lo siguiente:

“Los probadores se desinfectarán de forma constante. También se debe dejar un probador de por medio entre cada cliente para garantizar el distanciamiento social, al igual que en las filas para ingresar, donde entre clientes debe haber una distancia de dos metros. No se les entregarán fichas de probador, sino que se les indicará a cuál deben ingresar. Las marcas tendrán gel antibacterial y atomizadores con alcohol para que los trabajadores de esa zona puedan desinfectar sus manos y los espacios recorridos por los clientes. Por último, las prendas no seleccionadas deberán ser depositadas en una zona especial y de ahí se llevarán a un proceso de lavado con vaporeta y desinfección profunda”.

Sumado a lo anterior, otras de las medidas empleadas por algunas marcas son el uso de guantes, pagos únicamente con tarjeta y hacer una cita previa por medio de la página web, antes de ir a las tiendas, como en el caso de H&M.

Hoy, lo que vemos en los centros comerciales son más compradores que vitrineadores. Son compras planeadas. Las personas saben a qué van y reducen su tiempo de visita, pero no necesariamente su gasto”, agregó Pinto. Así mismo, destacó las compras en outlet. “Cobra una gran relevancia no solo porque ofrece reconocidas marcas a los mejores precios, sino porque, además, les da a sus clientes la posibilidad de recorrer un espacio abierto, en medio de la naturaleza, en el que es mucho más sencillo garantizar el distanciamiento social”.

Otro elemento que no será igual que antes, al menos por el momento, es la dinámica de los probadores

Innovación en tiendas

En un informe presentado por Zara se menciona la nueva estrategia de venta que implementará la marca: la fusión entre la compra en línea y las tiendas físicas. De esta manera, Inditex, matriz de la marca, está desarrollando una plataforma tecnológica propia que permitirá que los clientes consulten en tiempo real el stock de las tiendas para compra en línea y recogida inmediata, geolocalización precisa de artículos en la tienda, reserva de probadores a través de una aplicación y entrega de pedidos con código QR, por mencionar algunas de las funcionalidades.

En el caso de Totto, según Lyda Torres, del equipo de retail marketing, la marca desarrolló algunas estrategias como la unificación por línea de productos y su usabilidad, concentrando las propuestas de producto en un mismo espacio, así como la construcción de POP que resalta los beneficios de los mismos. Adicionalmente, teniendo en cuenta la digitalización, se implementaron códigos QR que permiten contar historias actualizadas sobre las funciones de los artículos y próximamente introducirán siluetas de tallaje para que las personas puedan escoger sus prendas sin medírselas.

Por su parte, la marca de joyería Tous ha creado unos probadores de pendientes impresos en 3D que permitirán al cliente probarse las piezas sin manipularlas directamente. Finalmente, una de las innovaciones en el sector del lujo es la de la línea de gafas de la firma Valentino. Se trata de un espejo virtual que cuenta con la tecnología de Luxottica, que permite una experiencia de compra en línea comparable a la realidad y en un futuro se implementará en tiendas.

CAMILA VILLAMIL NAVARRO
@camilavillamiln
Para