Vida

Amanecer al rojo vivo en el páramo de Letras

Amanecer al rojo vivo en el páramo de Letras
La vista del jueves entre Cerro bravo y El Desquite.

Freddy Arango

MANIZALES

A 3.575 m.s.m. y a 4 grados de temperatura la madrugada se enciende en el Páramo de Letras. El jueves, entre las 5:45 a.m. y 6:00 a.m., los colores cálidos se asomaron en el volcán Cerro Bravo y la vereda El desquite. El paisaje cambió de gris a rojo, el verde de las montañas parecía encenderse y por momentos hacía olvidar las bajas temperaturas que acompañan a los viajeros y habitantes del sector.

El volcán Cerro Bravo enmarcado en los cultivos de papa.

El paisaje del Páramo como telón de fondo para el ganado normando de la zona.

39.1 kilómetros es la distancia que separa a Letras de Manizales. El recorrido se hace en una hora en carro.

A 20 minutos de la vía al Magdalena, con desvío en la altura del Páramo de Letras, está la vereda El Desquite, que simula un balcón para observar el Nevado del Ruiz, Cerro Bravo y el paisaje de tierra fría.

Jhon Fredy Ospina lleva tres años madrugando al ordeño en la finca La Ninfa de la vereda El Desquite.