Vida

Altas temperaturas océanicas sin precedentes en 2020

Altas temperaturas océanicas sin precedentes en 2020

Incluso con la pequeña caída relacionada con el confinamiento por el covid-19 en las emisiones globales de carbono, las temperaturas del océano continuaron una tendencia a batir récords en 2020.

Un nuevo estudio, escrito por 20 científicos de 13 institutos de todo el mundo, informó las temperaturas oceánicas más altas desde 1955 desde el nivel de la superficie hasta una profundidad de 2.000 metros.

(Vea también: En 13 años se ha talado en el mundo un área equivalente a California)

El informe se publica este 13 de enero en la revista Advances in Atmospheric Sciences y concluye con un llamado a los legisladores y otros actores para que consideren el daño duradero que pueden causar los océanos más cálidos al intentar mitigar los efectos del cambio climático.

"Más del 90 por ciento del exceso de calor debido al calentamiento global es absorbido por los océanos, por lo que el calentamiento de los océanos es un indicador directo del calentamiento global; el calentamiento que hemos medido pinta una imagen del calentamiento global a largo plazo", dijo Lijing Cheng, autor principal del estudio y profesor asociado del Centro Internacional de Ciencias Ambientales y Climáticas del Instituto de Física Atmosférica (IAP) de la Academia de Ciencias de China (CAS).

(Le puede interesar: Especies y lugares que protegían los líderes ambientales asesinados)

"Sin embargo, debido a la respuesta tardía del océano al calentamiento global, las tendencias del cambio oceánico persistirán al menos durante varias décadas, por lo que las sociedades deben adaptarse a las consecuencias ahora inevitables de nuestro calentamiento constante. Pero todavía hay tiempo para tomar medidas y reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero", comentó, citado por Global Times.

Utilizando un método desarrollado en IAP/CAS, los investigadores calcularon la temperatura del océano y la salinidad de los océanos hasta 2.000 metros, registrando datos de todas las observaciones disponibles de la base de datos mundial de océanos, supervisada por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (Noaa).

Descubrieron que en 2020, los 2.000 metros superiores de los océanos del mundo absorbieron 20 zettajulios más que en 2019. Esa cantidad de calor podría hervir 1.300 millones de hervidores, cada uno con 1,5 litros de agua.

(Le sugerimos: Colombia debe apostarle al hidrógeno verde)

"¿Por qué el océano no está hirviendo?" Cheng preguntó. "Porque el océano es vasto. Podemos imaginar cuánta energía puede absorber y contener el océano y, cuando se libera lentamente, lo grande que es el impacto".

Los investigadores informaron otros efectos, como la amplificación del patrón de salinidad del océano y una mayor estratificación debido al calentamiento de la capa superior más rápido que las secciones más profundas. Ambos cambios podrían causar daños a los ecosistemas oceánicos.

"Lo frío se vuelve más frío, lo salado se vuelve más salado", dijo Cheng. "El océano recibe una gran cantidad de calor, amortiguando el calentamiento global. Sin embargo, los cambios oceánicos asociados también representan un riesgo severo para los sistemas humanos y naturales".

Cheng señaló los incendios forestales de 2020 que devastaron Australia, partes de la región del Amazonas y la costa oeste de los Estados Unidos. "Océanos más cálidos y una atmósfera más cálida también promueven lluvias más intensas en todas las tormentas, y especialmente en los huracanes, lo que aumenta el riesgo de inundaciones", dijo Cheng.

"Los incendios extremos como los que se presenciaron en 2020 serán aún más comunes en el futuro. Los océanos más cálidos también hacen que las tormentas sean más poderosas, en particular los tifones y los huracanes".

Los investigadores continuarán monitoreando las temperaturas del océano y los impactos que el calentamiento tiene en otras características oceánicas, como la salinidad y la estratificación.

"A medida que más países se comprometan a lograr la 'neutralidad de carbono' o 'carbono cero' en las próximas décadas, se debe prestar especial atención al océano", dijo Cheng. "Cualquier actividad o acuerdo para abordar el calentamiento global debe ir acompañado de la comprensión de que el océano ya ha absorbido una inmensa cantidad de calor y continuará absorbiendo el exceso de energía en el sistema de la Tierra hasta que los niveles de carbono atmosférico se reduzcan significativamente".

EUROPA PRESS