Vida

Aguas residuales podrían predecir comportamiento de la pandemia

Aguas residuales podrían predecir comportamiento de la pandemia

El análisis de las aguas residuales puede proporcionar un aviso anticipado de las dinámicas de infección por Sars-CoV-2 en las comunidades antes de que se notifiquen las pruebas positivas, sugiere un artículo en Nature Biotechnology.

Los hallazgos, basados ​​en un análisis de diez semanas del lodo en el área metropolitana de New Haven, Connecticut, (Estsdos Unidos) pueden ayudar a proporcionar información actualizada sobre infecciones en áreas con limitaciones de capacidad de prueba o retrasos en los informes.

El colombiano que ganó un 'Nobel de lo absurdo' por estudiar los besos

"La progresión de covid-19 se rastrea en gran medida por los resultados de las pruebas de diagnóstico y los datos del hospital. Sin embargo, es posible que los síntomas de la enfermedad no se presenten hasta dos semanas después de la infección, y puede haber demoras en informar las pruebas positivas si la capacidad de las pruebas está abrumada", aseguró la Universidad de Yale, que condujo el estudio.

Según esa institución, el monitoreo de las aguas residuales se ha utilizado en epidemias de enfermedades anteriores, y las cantidades crecientes de ARN del Sars-CoV-2 en las aguas residuales se han asociado con un número creciente de casos de COVID-19.

Jordan Peccia, el líder del estudio, y sus colegas hicieron un análisis de diez semanas del lodo de las aguas residuales de una planta de tratamiento de desechos en New Haven.

(Además: Conozca el telescopio más moderno de Colombia)

Los científicos recogieron muestras diarias del 19 de marzo al 1 de junio y compararon las concentraciones de ARN del SARS-CoV-2 en el lodo con los datos de infección disponibles públicamente.

Luego analizaron el número y el porcentaje de pruebas positivas de Sars-CoV-2 por fecha de recolección de la muestra, el número de pruebas positivas por fecha de informe y las admisiones hospitalarias de Covid-19.

Los autores encontraron que las concentraciones de ARN viral en las aguas residuales estaban entre cero y dos días adelantados a los números y el porcentaje de pruebas positivas.

(Le puede interesar: El hallazgo de un colombiano que ayudaría a resolver un enigma solar)

También hallaron que los datos de lodos se anticipaban uno y cuatro días antes de las admisiones hospitalarias y entre 6 y 8 días antes de las pruebas positivas informadas.

Este lapso se explica en gran medida por los retrasos en la notificación de los resultados de las pruebas.

Debido a que los datos epidemiológicos y de lodo son susceptibles de variabilidad, los autores no correlacionaron el nivel de ARN del Sars-CoV-2 en el lodo y el número de casos de COVID-19.

Sin embargo, argumentan que en áreas donde los informes o las pruebas se retrasan, el análisis de las tendencias ascendentes y descendentes en los datos de lodos podría proporcionar un aviso anticipado de la dinámica de la infección.

REDACCIÓN CIENCIA