Vida

5 datos claves sobre lo que ocurre con el páramo de Santurbán

5 datos claves sobre lo que ocurre con el páramo de Santurbán

Hoy  se dio en el Congreso de la República un debate de control político sobre el proyecto de minería a gran escala que tiene contemplado Minesa en zonas de influencia del páramo de Santurbán. El debate se dio luego de que los ambientalistas y opositores del proyecto escucharon las declaraciones del Ministro de Minas y Energía, Diego Mesa y la viceministra de Minas, Carolina Rojas, sobre este tema.

En primer lugar, la viceministra Rojas declaró en entrevista en un programa del canal Caracol que “el Gobierno colombiano quiere promover una minería con todos los estándares” y que “las autoridades ambientales tomarán todas las medidas de revisión para asegurar que ese proyecto se haga con estos estándares, y que podamos aprovechar el recurso natural que está ahí y puede ayudar a la recuperación sostenible de todos los colombianos”, dijo.

(Le podría interesar: Más de 500 represas se planean construir en áreas protegidas)

Luego, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, dijo en una entrevista en La W radio que el proyecto de Minesa, según el Estudio de Impacto Ambiental, muestra "que no habrá ninguna afectación a las fuentes de agua”.

La indignación por parte de los ambientalistas, líderes políticos y ciudadanos radica en que el Gobierno no puede promover un proyecto que está dentro del área de influencia del páramo de Santurbán. Por otro lado, tampoco creen que el ministro de Minas tenga la facultad para decir que el proyecto no tendrá afectaciones al agua, ya que solo le corresponde a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), decirlo.

En medio de este debate, estos cinco datos le muestran el contexto de lo que ocurre.

1. ¿El proyecto está o no dentro del páramo?

En Colombia está prohibida la minería en páramos. Sin embargo, quienes están en contra del proyecto de Minesa, aseguran que está en zona de influencia del páramo, en donde está el subpáramo y el bosque altoandino, ecosistemas importantes que se conectan. 

"El proyecto está en el ecosistema de páramo, que debe abordarse desde la integralidad, con su estrecha y necesaria relación con el subpáramo y el bosque altoandino”, explicó Ricardo Eslava, geólogo y miembro del Comité Santurbán.

(También: Audiencias de licencia de Minesa deberán suspenderse': Procuraduría)

Según la empresa Minesa, “el proyecto está a 2.600 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.) y desciende hasta los 2.200 m.s.n.m., fuera del área protegida del páramo de Santurbán, que según la Resolución 2090 de 2014 del Ministerio de Ambiente, está entre los 3.100 y 2.800 m.s.n.m”.

Es decir, efectivamente está fuera de la delimitación actual del páramo. Sin embargo, el argumento de quienes están en contra es que se haría en ecosistemas igual de importantes que se conectan.(Podría interesarle: Descubren dos nuevas especies de anfibios en Norte de Santander)

2. ¿Puede cambiar la delimitación del páramo?

Sí. En este momento el Ministerio de Ambiente tiene la responsabilidad de hacer una nueva delimitación, ya que hay una sentencia de la Corte Constitucional que le ordena hacerlo, pues en la primera no se tuvieron en cuenta las comunidades que viven en el páramo.

Así las cosas, por ahora, la actual propuesta de delimitación sugiere incrementar 3.446 hectáreas protegidas: “se generó una nueva propuesta de mapa y se obtuvo el área de referencia del páramo de Jurisdicciones-Santurbán – Berlín. El área de referencia de páramo identificada en 2019 tiene una extensión total de 138.699 hectáreas, 3.446 hectáreas más que la realizada en 2014 que presentó 135.253 hectáreas”.

Otro de los argumentos de quienes están en contra del proyecto minero es que, al darse una nueva delimitación, es posible que esa nueva propuesta el proyecto de Minesa termine quedando dentro del páramo. 

Además, según Eslava, "el área de influencia del proyecto si afecta la actual delimitación del páramo, sin embargo este proceso no ha terminado y se está haciendo sin tener en cuenta las consideraciones de integralidad y sin los estudios hidrogeológicos e hidrológicos necesarios para evaluar objetivamente sus servicios ecosistémicos como el suministro de agua", dijo.(Lea: Aprueban recursos para la protección del páramo de Santurbán)

3. ¿Cuándo se hará esa delimitación?

Si bien el proceso debía finalizar en junio del 2018, el ministerio no logró cumplir los términos. Solicitó dos prórrogas, la última vencía el 18 de diciembre de 2019 y también se incumplió. Luego, por la emergencia sanitaria, el proceso sigue suspendido.

Según el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano,
“desde el pasado 20 de marzo el proceso está suspendido hasta tanto existan las condiciones que permitan realizar esta fase de manera presencial con las comunidades”, le dijo a .

Sin embargo, muy pronto esperan retomar mesas informativas no presenciales, “que no reemplazan las reuniones de la fase de concertación que serán presenciales”, dijo el ministro.(Relacionado: MinAmbiente no cumpliría con delimitación del páramo de Santurbán)

4. ¿El proyecto tiene o no licencia ambiental?

No. Por ahora, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), está evaluando la información suministrada por Minesa y su Estudio de Impacto Ambiental.

Solo la Anla decidirá darle vía libre a este proyecto o no. Además, desde el Gobierno Nacional, solo esta entidad tiene la autoridad para decir si el proyecto tiene algún impacto ambiental. De ahí el desacierto del comentario del ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, al decir que el proyecto no tendrá ningún impacto en las fuentes de agua.

Por otro lado, la Anla también deberá realizar audiencias públicas con la comunidades que se verán afectadas por el proyecto, sin embargo, también están suspendidas, hasta que existan las condiciones necesarias para que haya una participación efectiva.

5. ¿El proyecto afectará el agua de Bucaramanga?

Este año, la Alcaldía de Bucaramanga, el Acueducto Metropolitano y el Área Metropolitana de esa ciudad presentaron un  primer informe de observaciones al Estudio de Impacto Ambiental que presentó la empresa Minesa del proyecto.

En ese informe aseguran que existe una conexión entre las aguas afectadas por el proyecto minero y las que abastecen al Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, a través del río Suratá.

Sin embargo, según el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, basado en el Estudio de Impacto Ambiental presentado por Minesa a la Anla, no existen afectaciones a las fuentes de agua. 

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE