Vida

10 claves para evitar las peleas de pareja

10 claves para evitar las peleas de pareja

Las relaciones de pareja no son fáciles, dice la sicóloga Sandra Herrera, en virtud de que la convivencia con las personas con las que se comparte mucho está llena de desacuerdos.

“Las emociones involucradas, los proyectos de vida, los aspectos económicos y las formas de ser son fuentes de discusión”, dice la sicóloga María Carolina Hurtado, quien agrega que estos factores pueden agudizar las dificultades normales del día a día.

De ahí que haya que entender que si bien las peleas son algo normal, lo importante es saberlas enfrentar para que no terminen erosionando de manera grave una relación y llevarla a puntos irreconciliables.

En este sentido es importante tomar en serio algunas herramientas para evitar que estos disgustos sean el pan de cada día en las relaciones y evitar que por su culpa, la cotidianidad se torne insufrible.

1. No oculte molestias

Callarse y guardar cosas importantes, con la idea de que con esto evitará daños mayores, es un error. Estos silencios implican desarrollar mentiras y molestias que se pueden expresar de manera desagradable. “Hablé de una vez, manifieste sus incomodidades en el momento, pero hágalo de la mejor forma”, recomienda Herrera.

2. Sea realista

Olvídese de que nunca discutirá con su pareja y no prometa jamás, después de un episodio de este tipo, que no volverá a pasar. Las relaciones ideales no existen, dice el siquiatra Rodrigo Córdoba: “Un disgusto pequeño se puede convertir en una frustración y un malestar que en cualquier momento aflora, no siempre de buenas formas”. Los conflictos son propios de la vida en pareja, dice el experto.

3. Construya siempre

Si tiene que señalarle una falta a su pareja, no la maltrate y bájele a la agresividad. Agredir solo sirve para poner al otro a la defensiva, que se reafirme y hasta sienta que lo que hizo no es tan malo para ese nivel de reclamo. Hay que evitar la “disonancia cognitiva”, dice Herrera, esa que hace que una persona, ante una crítica exagerada, sienta que quien la hace se equivoca y, en tal sentido, no tiene autoridad para exigir nada.

4. No mezcle

Si va a reclamar por algo, hágalo por esa sola cosa y no aproveche el momento para sacar el listado de inconformidades que tiene acumulado. Córdoba insiste en que hasta en las discusiones más severas hay que mantener la moderación, porque “esas descargas adobadas con emociones lo único que logran es multiplicar el problema y retardar su solución”, concluye el psiquiatra.

5. Muestre cariño

La siquiatra Olga Albornoz dice que las parejas que se niegan el afecto en las peleas están condenadas al fracaso. “La frustración, el desamor y el terreno abonado para convertir la relación en un campo de batalla es lo que deja un enfrentamiento en el que la pareja se trata sin respeto y como extraños”, dice bajo la premisa de que en los conflictos, el amor jamás se da por sentado, sino que hay que expresarlo de alguna manera.

6. Diálogo

Muchos disgustos ocurren por fallas en la comunicación. Los sobreentendidos, las suposiciones y dar por hecho muchas situaciones, según la sicóloga Herrera, hacen que, llegado el caso, una de las partes de la pareja se sienta engañada, maltratada y que está en una relación sin transparencia. “Hay que hablar, poner sobre la mesa todos los temas, incluso en la pelea; encerrase y callarse no sirve de nada”, asegura.

7. Bájele al chiste

Aunque no lo crea, el humor desequilibrado, mal interpretado o inoportuno agudiza cualquier discusión y puede desviarla hacia zonas peligrosas. “La ironía, ridiculizar o reírse del otro en medio de una discusión son cargas de profundidad en las peleas de pareja”, dice Albornoz. “Una cosa es reírse con una persona y otra, reírse de la persona”, dice, y recomienda evitar los chistes en medio de las discusiones.

8. Solidaridad 

Si las parejas conocen en conjunto sus intereses, sus gustos, sus dificultades y sus expectativas, es difícil que las aborden y sobrepasen las peleas. Resulta muy importante conocerse; “tener una idea del mapa mental del otro y de su personalidad permite anticiparse a las malas relaciones y trazar una vida más armónica”, remata el siquiatra Rodrigo Córdoba.

9. Perdón 

La autocrítica de cada uno de los miembros de la pareja después de un disgusto es fundamental. El objetivo es analizar el comportamiento y reconocer los errores, que, en caso de haberlos, exigen dar las excusas y ofrecer el perdón necesario. “Esto evita resentimientos y favorece el crecimiento personal de los dos”, dice Sandra Herrera.

10. Aprenda

Todas las parejas se pelean. Procure que después de cada conflicto quede una enseñanza para evitar verse disgustado por lo mismo nuevamente. Las que poco pelean es porque, entre otras lecciones, han aprendido de conflictos anteriores y no quieren cometer los mismos errores.

CARLOS FRANCISCO FERNÁNDEZ R.
ASESOR MÉDICO
Twitter: @SaludET