Vida

10 claves para entender el derrame de petróleo en Brasil

10 claves para entender el derrame de petróleo en Brasil

Con los devastadores incendios en la Amazonía aún en la memoria, Brasil enfrenta desde hace casi dos meses otro desastre medioambiental, tras la llegada de enormes manchas de petróleo a las playas de la región nordeste del país. El ministro de Medioambiente, Ricardo Salles, aseguró que se trata de un caso de contaminación "sin precedentes" en el país. Estas son las diez claves para entender la magnitud de esta nueva catástrofe en una de las regiones más turísticas y paradisíacas de Brasil:

1. ¿Cuándo empezó?

Las pegajosas manchas de petróleo empezaron a aparecer el pasado 2 de septiembre y desde entonces se han extendido por toda la costa nordestina, que cuenta con unos 3.000 kilómetros de bellas playas de arena fina y aguas cálidas durante prácticamente todo el año.

2. ¿Cuál es su procedencia?

No hay un resultado definitivo. Brasil asegura que el petróleo no pertenece ni a la estatal Petrobras, ni ha sido extraído en el país. Estudios de Petrobras y la Marina de Brasil indican que algunas de las muestras recogidas hasta ahora tienen la misma composición que el crudo que se extrae en Venezuela.

El ministro de Medioambiente, Ricardo Salles, apoyó esa tesis y dijo que "muy probablemente" el petróleo tiene origen venezolano, acusación que fue rechazada de inmediato por PDVSA (Petróleos de Venezuela). Poco después otro miembro del Gobierno, el ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, negó la mayor y mantuvo la incógnita del origen hasta la conclusión de la investigación.

3. ¿Qué zonas de Brasil han sido afectadas?

Según el último balance divulgado la víspera por el Instituto Brasileño de Medioambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama), hay 187 puntos afectados en los nueve estados que componen la región nordeste: Maranhao, Piauí, Ceará, Rio Grande do Norte, Paraíba, Pernambuco, Alagoas, Sergipe y Bahía. Los estados de Sergipe y Bahía han decretado el "estado de emergencia" ante la ingente llegada de residuos. También se han encontrado vestigios en la desembocadura del río Sao Francisco, el tercero más caudaloso del país.

4. ¿Cuántas toneladas de petróleo se han recogido hasta el momento?

De acuerdo con cálculos de Petrobras, las autoridades brasileñas han recogido, desde septiembre, más de 200 toneladas del crudo mezclado con arena, cifra que aumentará en las próximas semanas pues aún continúan las labores de limpieza.

5. ¿Qué hipótesis se estudian?

Hasta ahora la que más cobra fuerza es la de un barco extranjero que pudo sufrir algún accidente durante su travesía y no avisó del mismo a las autoridades brasileñas. Otra de las hipótesis es que se trate de un "navío fantasma" dedicado al contrabando del petróleo.

El presidente Jair Bolsonaro, por su parte, no descartó que se trate de un "crimen ambiental" para dañar la imagen de Brasil y, por ello, determinó con carácter de urgencia una investigación. También sugirió que alguien podría estar intentando perjudicar la megasubasta de codiciadas áreas petrolíferas prevista para el próximo 6 de noviembre. Por su parte, la Marina ha pedido esclarecimientos a 30 buques cisterna de 10 países diferentes.

6. ¿Por qué es tan difícil descubrir el origen exacto?

Por la dificultad de usar imágenes vía satélite, pues el petróleo, en un primer momento, se queda en la superficie, pero pasado un tiempo se sumerge y se mueve en las profundidades, lo que hace imposible su detección hasta que llega a la arena de la playa. Un reciente estudio de la Universidad Federal de Río de Janeiro indicó, a través de una serie de parámetros como las corrientes marinas y el viento, que el origen de las manchas pudo haber sido a unos 600-700 kilómetros de la costa, a la altura de los estados de Sergipe y Alagoas, y posiblemente a mediados de junio.

7. ¿Cuál ha sido la respuesta del gobierno de Bolsonaro?

El Estado brasileño ha movilizado un amplio efectivo destinado para retirar las toneladas de petróleo y seguir con las investigaciones. Según datos oficiales, la Marina ha destinado cerca de 1.600 militares.

Ibama, un órgano fiscalizador estatal, actúa con 74 funcionarios, 10 vehículos, dos helicópteros y un avión, mientras que Petrobras, más centrado en la las labores de limpieza, emplea a casi 1.700 agentes ambientales y más de 50 trabajadores.

8. ¿Qué efectos ha tenido sobre el ecosistema marino?

El petróleo está afectando gravemente al bioma marino. Según datos oficiales de Ibama, al menos 29 animales ya han sufrido las consecuencias: dos aves y 15 tortugas han muerto. Las autoridades consiguieron rescatar con vida a otras 11 tortugas y han capturado preventivamente a 486 crías. La temporada reproductiva comenzó en septiembre, por lo que el riesgo que amenaza a estos animales, algunos en peligro de extinción, es potencial. En el litoral nordeste hay además recifes coralinos de alto valor ecológico, que, según imágenes aéreas de emisoras locales, ya han sido contaminados.

9. ¿Cuál es la relación de los misteriosos barriles encontrados en Sergipe y Río Grande Do Norte?

La Marina encontró una serie de barriles de petróleo en una playa de Sergipe y cerca de Ponta de Tabatinga, en Río Grande do Norte, aunque remarcó que no guardan, hasta el momento, ninguna relación con la aparición de las manchas. Los encontrados en Sergipe tenían el distintivo de la empresa Shell Brasil, que se desmarcó rápidamente y afirmó que fueron reutilizados por otras personas.

10. ¿Se resentirá el turismo en la región?

Algunas agencias de consumo, como la del estado de Sao Paulo, han recomendado a los turistas retrasar sus viajes a esa zona. Según turistas consultados por Efe que visitaron la zona recientemente, el petróleo es pegajoso, puede ser alérgico para determinadas personas, pero se retira con facilidad cuando se aplica aceite, que incluso los propios centros hoteleros distribuyen a sus huéspedes. Además, varias de las playas más turísticas del nordeste, como la "Praia dos Carneiros", situada a unos cien kilómetros de Recife, capital de Pernambuco, están afectadas. También está amenazada la zona conocida como "Porto de Galinhas", en Pernambuco, otra joya paradisíaca de la región.