Tecnología

¿Usuarios tendrán que pagar infracciones cuando van en Uber?

¿Usuarios tendrán que pagar infracciones cuando van en Uber?

Entre el optimismo y la duda, el regreso de Uber a Colombia ha llegado cargado de preguntas sobre qué cambia, qué sigue igual y cuál es el impacto para usuarios y conductores. 

Después de 20 días de haber partido, la aplicación de movilidad compartida volvió bajo un nuevo modelo de negocios temporal, que por el momento le permitiría operar en el país, pero no está libre de críticas.

Mientras Uber publicó el nuevo contrato en su sitio web, de 16 páginas, los socio-conductores registrados recibieron un correo con un contrato, más detallado. tuvo acceso a ese documento y encontró especificaciones en materia de responsabilidad por parte de los usuarios y conductores.

¿Qué cambia con el contrato?

Lo primero que cambia es el lenguaje; técnicamente, los conductores son arrendadores; los pasajeros, arrendatarios; y el viaje o carrera se llama contrato de arrendamiento. Esto Con lo que cada viaje es un contrato diferente.

Uber pasa a ser una ‘plataforma de contacto’ que funciona a través de una aplicación, pero que en términos prácticos funciona como un grupo o la página web de una empresa de alquiler de automóviles.

Llama la atención que las cláusulas del contrato se las arreglan para mantener las funcionalidades de la aplicación casi intactas. Salvo el nombre y otros detalles, el sistema de calificación, los requisitos de antecedentes que solicita Uber a los socioconductores y los costos de gasolina y mantenimiento del vehículo siguen iguales, ahora justificados entre las obligaciones y condiciones del servicio de plataforma.

¿Es cierto que el usuario debe pagar partes o responder por choques?

Dado que es un contrato de arrendamiento, es similar a la de cualquier tipo de alquiler, desde un vestido hasta un apartamento: quien toma en arriendo algún bien debe de pagar por el y responsabilizarse por el buen uso que se le dé.

Lo que dice el contrato es que mientras el usuario esté en el vehículo contratado tiene prácticamente el mismo dominio (y responsabilidad) sobre el carro que el que tiene el arrendador. Pero no se trata de una obligación para pagarlo todo.

¿En qué casos tendría que pagar el usuario?

El texto reza que el pasajero (arrendatario) puede definir la ruta, el destino y las paradas como guste, pero debe “devolver el vehículo en el mismo estado en que fue recibido”.

En ese sentido, el usuario se responsabilizará económicamente en caso de ser culpable por “causas imputables” de multas, inmovilización o grúa, entre otros.

Por ejemplo, si el usuario le pide al conductor que cruce semáforos en rojo para poder llegar más rápido a un destino, sería el responsable de la multa correspondiente. 

Así mismo, el usuario será responsable del actuar de sus acompañantes y de pagar económicamente, por ejemplo, la limpieza del vehículo si durante el contrato (el viaje) termina ensuciando el carro más allá del uso razonable.

¿Qué puede hacer el usuario?

El arrendatario podrá tener un 'control operativo' del vehículo mientras el contrato está vigente (lo que dure el viaje).

En ese sentido, el usuario podrá indicar al conductor sus preferencias — música, temperatura, velocidad, entre otros. —, seleccionar el destino al que quiere ir, escoger el método de pago de su preferencia, cambiar el destino en el momento que lo desee y coordinar con el arrendador, en todo momento, la ruta que quiere utilizar, entre otros.

La aplicación y los nuevos servicios incluyen opciones de temperatura o conversación en las que los usuarios pueden comunicarle al futuro conductor si desean viajar con aire acondicionado o en silencio.

¿Cuál es el rol de Uber? 

Según el contrato, los servicios de Uber para arrendadores son herramientas para localizar, recibir y dar cumplimiento a peticiones de arriendo de arrendatarios a través del portal de contacto de Uber con lo que "es ajeno a la relación contractual, que ocurre entre el arrendador y el arrendatario".

¿Quién responde si hay un accidente?

Bajo ese rol de punto de contacto, Uber mantiene su póliza de seguro con Allianz para cubrir accidentes, incluyendo daños a terceros. Pero además es responsabilidad del conductor (arrendador) el tener al día el SOAT.

Sin embargo, el contrato explica que "en caso de incidentes de tránsito, la autoridad competente es la que decide la responsabilidad de las partes comprometidas. Uber no participa en el contrato de arriendo, es solamente una aplicación que actúa como portal de contacto entre el arrendador y el arrendatario".

¿Tiene más dudas? Escríbanos a #ConsultorioTecnosfera o a nuestra cuenta de Twitter para que podamos contestarlas.

REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnosferaET