Tecnología

¿Qué va a pasar con los usuarios de Avantel tras corte de Tigo?

¿Qué va a pasar con los usuarios de Avantel tras corte de Tigo?

Tras la decisión de Tigo de suspender los servicios de voz a las líneas de Avantel que utilizan sus redes de telecomunicaciones, unos 50.000 usuarios de los dos millones de usuarios que tiene el operador, habrían tenido inconvenientes con el servicio. 

La suspensión llega tras meses de disputa por las tarifas del roaming automático de conexión nacional (RAN), en las que Tigo alega hay una deuda pendiente de 24.000 millones de pesos. Avantel niega la existencia de dicha deuda. 

En entrevista con , Ignacio Roman, Director de Avantel Colombia explicó su percepción de la decisión de Tigo y qué le espera a los usuarios.

Para Román, la actitud de Tigo es "desleal" y está relacionada con que en dos meses se espera que comience la subasta por las frecuencias de los 700 MHz (para la ampliación de cobertura 4G en zonas de difícil acceso) y asegura que están tratando de sacarle de la competencia. No obstante, Tigo niega esas motivaciones e insiste en que la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) debe sacar un resolución en la materia pronto. Cabe aclarar que la CRC atraviesa un momento de reestructuración tras la aprobación de la Ley TIC que reforma su conformación y crea un regulador convergente. 

"Estuvimos preparándonos para que no se afecte a los usuarios. Así que hemos sacado a los clientes de las redes de Tigo en los últimos días y los hemos trasladado a nuestras redes propias y a las de los otros operadores", explicó. Según el ejecutivo, gracias a una intervención de la Super Intendencia de Industria y Comercio (SIC), Avantel tuvo 15 días, desde el anuncio de Tigo, para elaborar y ejecutar un plan de acción que evitara al máximo un daño a los usuarios.

Sin embargo, para los menos de 50.000 usuarios que reporta Avantel, quienes probablemente por cuestiones de cobertura tendrían que utilizar las redes de Tigo, la empresa habilitó el uso de datos para WhatsApp de forma tal que los usuarios puedan realizar sus llamadas a través de esta aplicación.

El ejecutivo insistió en que la gran mayoría de los usuarios no experimentarán problemas y que quienes tengan inconvenientes podrán comunicarse con el operador para reportarlos. “Más del 98% de sus usuarios no se verán afectados”, dijo.

Se tomó la ley por su mano, otorgándose una interpretación que le compete al regulador

Román, que reconoce que la disputa legal por las tarifas está cerca de cumplir un año, insistió en que "No existe la deuda, ni una resolución que avale esa cantidad".

El ejecutivo alude a las tarifas plenas que entrarían en vigencia después de que el 13 de noviembre se acaba el plazo de tarifa preferencial que tenía la empresa para el servicio de RAN. Aunque Avantel no ha dejado de pagar por el servicio, se ha negado a cambiar la tarifa, por lo que los aportes serían de aproximadamente la mitad de lo que exigen Tigo, Movistar y Claro.

"La decisión de Tigo deja ver qué empresa se preocupa y cuál no por los usuarios" se quejó Román y dijo que el operador "se tomó la ley por su mano, otorgándose una interpretación que le compete al regulador".

Nada que ver con temas comerciales y de competencia. Buscamos el pago de un servicio. En el momento en que se cubra la deuda, hoy acumulada en 24.000 millones, el servicio será reconectado

Román dijo tener conocimiento de supuestos mensajes internos de Tigo en lo que se estaría animando a los trabajadores a buscar la oportunidad para tomar los clientes con problemas de Avantel y pasarlos al servicio competidor. En lo que definió como una "estrategia para fastidiar a nuestros usuarios". 

En ese punto, al ser contactado por , Marcelo Cataldo, director de Tigo, dijo en un audio enviado a este periódico que la decisión no tiene "Nada que ver con temas comerciales y de competencia. Buscamos el pago de un servicio. En el momento en que se cubra la deuda, hoy acumulada en 24.000 millones, el servicio será reconectado". 

Frente a cuál es la postura de los otros dos principales operadores, el ejecutivo de Avantel dijo que a pesar de la disputa legal y el reclamo vigente, las firmas estarían dialogando y respetando las posiciones hasta que el regulador deje en firme una resolución.

"La disputa existe con ellos (Movistar y Claro), pero su comportamiento ha sido inmaculado. Ambas partes entienden las posturas del otro y se entiende que hay que esperar a que sea la última instancia quien decida, sin afectar los compromisos o a los usuarios, como cualquier empresa civilizada", señaló.

Avantel habría conversado con tanto con la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) como con la CRC, pero Román no detalló sobre dichos diálogos. Se esperaría que en unos dos o tres meses salga una resolución firme sobre la discusión de las tarifas. 

Frente a si habría la posibilidad de que la resolución pidiera el pago de la deuda que acusa Tigo de forma retroactiva, Roman mantuvo que las resoluciones administrativas "no pueden tener carácter retroactivo. Sería una inseguridad jurídica" y que en caso de que la autoridad reguladora decida el cambio de tarifas "pagaremos lo que nos pida la regulación". REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnosferaET