Tecnología

¿Qué tan bueno es el nuevo Call of Duty y otros videojuegos de 2019?

¿Qué tan bueno es el nuevo Call of Duty y otros videojuegos de 2019?

El 2019 fue el año en que se publicaron varios videojuegos de muy alto nivel y calidad como Gears 5, Sekiro: Shadows Die Twice, Control y Borderlands 3, entre otros. De todos los lanzamientos del año pasado tuvimos acceso a cuatro títulos importantes presentados por EA, Activison, Ubisoft y 2K. En este episodio, hablamos de nuestras impresiones acerca de cada uno de ellos.

Call of Duty Modern Warfare

Jugabilidad. Como novedades, el nuevo CoD ha implementado la posibilidad de apuntar mientras se recarga el arma y de conseguir cobertura prácticamente en cualquier superficie, por lo cual debemos estar muy atentos a cada detalle en el campo de guerra. Además, ha mejorado la relación entre el movimiento de nuestro personaje y el arma que esté empuñando.

Apartado técnico. Este título brilla en su apartado gráfico gracias a sus locaciones repletas de detalles, por su bien lograda iluminación y por las animaciones de cada uno de sus personajes, incluso si estos no tienen peso en la historia.

Historia. En esta entrega hablamos de una campaña relativamente corta, la cual se centra en una guerra que se libra en diferentes partes del mundo. Hay actos terroristas, ejércitos movidos por ideologías extremistas y el riesgo inminente de que ocurra una catástrofe que acabe con la vida de miles de personas.

Esta campaña se destaca por su relato convincente visto desde los diferentes actores involucrados en un mismo conflicto. Aunque es común ver en este tipo de videojuegos la crudeza de la guerra, este título nos ofrece una experiencia inmersiva por sus escenarios, personajes y las situaciones a las que nos tendremos que enfrentar. Por ejemplo, un ataque terrorista en medio de una concurrida calle.

Ghost Recon Breakpoint

Jugabilidad. Es un ‘shooter’ entretenido que intenta agregar el modelo de supervivencia, aunque se queda corto en este sentido: elementos como la comida y el descanso solo dan ciertas ventajas estratégicas, que no resultan de todo imprescindibles y que no logran ser parte de la columna vertebral de la jugabilidad.

Además, el árbol de habilidades puede llegar a ser demasiado complejo sin denotar grandes cambios en el personaje.

Sobre los enemigos, hay que decir que sus diálogos, fuera de las escenas cinematográficas, pueden llegar a ser pobres. Sin embargo, su dificultad y el daño que producen implican verdaderos retos.

Apartado técnico. A pesar de las numerosas fallas y errores que usuarios han reportado en portales especializados, en nuestra experiencia de juego en un Xbox One S no hubo fallas considerables que entorpecieran la jugabilidad, salvo algunos cuantos problemas de carga de texturas.

Historia. Este videojuego trata sobre un militar experimentado que pierde a todo su equipo durante una misión en un paraíso tecnológico. A lo largo de la historia debemos ir descubriendo cómo y quién está detrás de la misión, y, además, tenemos que ir ganando la confianza de los lugareños para conseguir infiltrarnos entre los enemigos y lograr desarticular su plan.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Jugabilidad. Los controles de este título no son de gran complejidad, pero sí requieren una gran precisión para lograr movimientos efectivos contra los enemigos. Por otra parte, podemos hacer uso de las habilidades de La Fuerza a nuestra disposición (halar, empujar y ralentizar) para crear estrategias de combate y para resolver acertijos que nos permitan avanzar en los amplios escenarios.

Los combates que se presentan en el camino se pueden tornar repetitivos en ciertos puntos, sin embargo, la posibilidad de variar entre un sable sencillo y uno doble ofrece diferentes atributos de pelea que termina refrescando la experiencia del jugador.

Apartado técnico. En nuestra experiencia de juego se presentaron algunas demoras en las cargas de texturas de partes de escenarios, lo cual dejaba al personaje como si estuviera flotando en la nada por un par de segundos. Igualmente, se presentaron ocasiones en las que, durante el recorrido de un lugar, el videojuego se detenía para cargar.

Historia. En esta ocasión, seremos Cal Kestis, un joven Jedi que se ha distanciado de La Fuerza y ha decidido llevar una vida con un bajo perfil para no morir en manos del imperio. La historia se sitúa entre la tercera y cuarta película, después de la orden 66 en donde mueren todos los Jedi.

A lo largo del juego tendremos que visitar diferentes escenarios importantes para Cal y para los Jedi. Esto hará que nuestro personaje se reconecte con La Fuerza y recuerde su entrenamiento para, finalmente, convertirse en un maestro que derrota a la Segunda Hermana y restaura la orden Jedi.

NBA2k20

Jugabilidad. Completo y complejo. En este título podremos recrear los mejores partidos y jugadas del baloncesto de la NBA, pero para ello tendremos que aprender la gran cantidad de variantes que hay en los controles y, a su vez, tendremos que ser muy precisos si queremos que la jugada o movimiento resulte efectiva.

La barra de estado de los jugadores nos obliga a pensar cada carrera, rebote y disputa de balón para nos desgastar innecesariamente al equipo y así mantener un nivel óptimo a lo largo de los cuatro cuartos.

Como una de sus novedades más importantes, NBA2K20 incluye por primera vez a los 12 equipos de la WNBA. Un paso importante para visibilizar el baloncesto femenino de la NBA en la franquicia.

Apartado técnico. En términos generales, la experiencia de juego es buena, salvo algunos ‘lags’ que experimentamos durante las partidas online, principalmente en los lanzamientos. Esto conlleva a que la forma más efectiva y segura de ganar los partidos sea solo con puntos conseguidos por mates.

Historia. En el modo ‘Mi carrera’ tenemos a nuestra disposición una gran variedad de atributos para crear a nuestro propio jugador y podremos ver desde un principio el potencial que este puede llegar a alcanzar. Incluso, el personaje creado se puede probar antes para estar seguro de los atributos asignados.

La historia, titulada 'Cuando brillas con luz propia', fue realizada en colaboración con SpringHill Entertainment, la productora de la estrella del baloncesto LeBron James, quien también tiene su cameo y participación en la narrativa.

NICOLÁS CORTÉS MEJÍA