Tecnología

¿Qué son los fondos de inversión y cómo puede acceder a ellos?

¿Qué son los fondos de inversión y cómo puede acceder a ellos?

Los fondos de capital son, en pocas palabras, aquellos vehículos de inversión que reúnen las aportaciones de diversos inversionistas y buscan identificar oportunidades para poner a producir su dinero y colocar una serie de recursos para obtener unos rendimientos financieros.

(
Lea también: Ecosistema emprendedor, un proceso en crecimiento)

Según explica César Rodríguez, gerente de inversiones del fondo de capital privado Inversor, estos negocios se hacen en un horizonte de tiempo definido que generalmente es de 10 años, aunque esto puede variar dependiendo el tipo del fondo.
“Hay diferentes tipos; fondos inmobiliarios, fondos en infraestructura, agroforestales o de hidrocarburos. Por otro lado, están también los fondos multisectoriales”, señala.

(
Además: WorkUniversity, inteligencia artificial para encontrar trabajo)

Estos fondos de capital se encargan de invertir en diferentes rangos de la cadena de capital que existe. “Hay algunos que invierten en fases tempranas, otros que lo hacen en fases medias de crecimiento y otros más adelante, en la consolidación de la empresa”, agrega Rodríguez.

(También: Así se innova para seguir reactivando la industria en Colombia)

Esta inversión se realiza de forma conjunta en los activos que el equipo gestor considera adecuados para obtener la máxima rentabilidad posible, siempre en función de una estrategia de inversión que ya ha sido previamente definida.

“Nosotros buscamos inversionistas que crean en nuestras tesis de inversión, para que así comprometan sus recursos, nos los entreguen y podamos encontrar dónde invertir. Allí es cuando salimos a buscar oportunidades”, dice.

(Le puede interesar: Cómo desarrollar mentalidad innovadora)

Por su parte, Juan Pablo Díaz, director del fondo de capital privado Impacta, agrega que “hay dos tipos de inversiones, en compañías públicas o compañías privadas; la pública es la que está lista en la bolsa de valores y las privadas, las que no están en bolsa”.

En ese sentido, precisa que en las inversiones privadas hay diferentes categorías, que van desde las empresas que se están iniciando hasta las grandes compañías que no están en la bolsa.

Así mismo, dice que en los últimos años se han vuelto muy populares las inversoras de impacto. Estas, añade, son las que están alineadas con los retos del desarrollo sostenible.

“Un fondo de impacto es aquel que se enmarca en los 17 aspectos de desarrollo sostenible y mide la rentabilidad económica y la rentabilidad ambiental”, manifiesta.Rodríguez cuenta que las inversiones no tienen que ser netamente monetarias y que, en ocasiones, pueden ser también intelectuales; facilidades en contactos, mano de obra o conocimiento.

Díaz define la relación entre fondo y empresa como un “matrimonio con divorcio cantado”, esto porque desde un inicio se sabe que ambas partes buscan un beneficio, pero que eventualmente esta relación se va a terminar.

Qué buscan los fondos

Ahora, hay diferentes aspectos que estos grupos tienen en la cabeza a la hora de buscar en dónde poner su dinero o conocimiento a disposición.

Y así como en ocasiones algunos emprendimientos llegan a estos fondos buscando apoyo, del mismo modo las instituciones de inversión colectiva tienen mapeado el mercado para así escoger aquellas empresas que tengan una mejor proyección y representen una buena oportunidad.

“Hay un poco de todo. Mi mercado natural son las empresas que están en la Universidad EAN –que patrocina el fondo Impacta–, las que salen de los empleados, los estudiantes o egresados. Pero también hemos desarrollado algunas alianzas con firmas especializadas en estructurar empresas con estas características”, puntualiza Díaz.

Lo que buscan desde su fondo son aquellas empresas que manejan temas de economía circular, equidad de género. “Ahí busco negocios, o en ese escenario las empresas me llegan. Por otro lado, están también las que llegan a través de la página, interesadas en mostrar lo que hacen”.

“Buscamos la triple cuenta de valor, económica, social y ambiental, y que sus ventas estén por debajo de los 3.000 millones de pesos al año. Porque lo que nosotros hacemos como fondo es poner capital inteligente en las empresas”, agrega Díaz.

Por su parte, Rodríguez es claro en que para los fondos de inversión que están en busca de startups que estén en crecimiento y tengan ventas de entre 1.000 y 20.000 millones, esperan que los emprendimientos tengan muy claro lo que hacen y por qué lo hacen.

“Necesitamos que las empresas tengan claro qué hacen, cuáles son sus activos, la competencia, los clientes y cómo generar valor”, enfatiza Rodríguez.

Y agrega que se ha venido presentando un crecimiento del ecosistema de emprendedores que ha llevado a que las empresas estén más preparadas para vender su idea y negocio.

No obstante, Díaz advierte que es importante que las compañías se creen más desde la oportunidad de negocio que desde la necesidad que trae el desempleo. “Es necesario que haya un apoyo decidido y frontal para los fondos que ayudan a empresas que tienen la capacidad de acelerar su crecimiento y de tener un resultado positivo en la sociedad”.

REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnosferaET