Tecnología

Precios de portátiles y tabletas aumentarán por aranceles a China

Precios de portátiles y tabletas aumentarán por aranceles a China

Los gigantes tecnológicos Dell, HP, Intel y Microsoft Corp. se han unido para manifestar su oposición a los aranceles propuestos por el presidente Donald Trump sobre computadoresportátiles y tabletas que están incluidos en los US$300.000 millones en productos chinos sujetos a impuestos.

Las empresas presentaron comentarios conjuntos que se oponen a la escalada arancelaria, diciendo que perjudicaría a los productos de consumo y la industria, al tiempo que no abordarían las prácticas comerciales de China. Dijeron además que los aranceles estarían listos para las vacaciones de fin de año escolar y el periodo de ventas de regreso a clases. "Los aranceles perjudicarán a los líderes tecnológicos de EE. UU., lo que dificultará su capacidad para innovar y competir en un mercado global", dijeron las compañías en comentarios publicados en línea.

Los aranceles perjudicarán a los líderes tecnológicos de EE. UU., lo que dificultará su capacidad para innovar y competir en un mercado global

Dell, HP y Microsoft señalaron que representan aproximadamente la mitad de los computadores portátiles y tabletas desmontables vendidos en EE.UU. Los precios de estos dispositivos aumentarán en al menos 19 %, aproximadamente US$120 para el precio minorista promedio de un computador portátil, si los aranceles propuestos se implementan, de acuerdo con un estudio publicado esta semana por la Asociación de Tecnología del Consumidor.

Igualmente, los fabricantes afirmaron que gastaron US$35.000 millones colectivos en investigación y desarrollo solo en 2018 por lo que los costos arancelarios desviarían los recursos de la innovación al mismo tiempo que proporcionarían "una ganancia inesperada" a los fabricantes con sede fuera de EE. UU. que son menos dependientes de las ventas estadounidenses.

El gobierno de Trump está considerando comentarios públicos sobre los aranceles propuestos así como la posibilidad de escuchar el testimonio de más de 300 compañías y grupos comerciales de EE. UU. hasta el 25 de junio. Se podría imponer los aranceles después de que finalice el periodo de refutación el 2 de julio. EE. UU. y China dijeron que los presidentes de ambos países se reunirán en Japón la próxima semana para reiniciar las conversaciones comerciales tras un estancamiento de un mes.

CON BLOOMBERG