Tecnología

'No extraña que a dictadores les guste WhatsApp': creador de Telegram

'No extraña que a dictadores les guste WhatsApp': creador de Telegram

Con acusaciones mayores e insinuando presiones de agencias de inteligencia sobre una de las aplicaciones más utilizadas en el mundo, el creador de Telegram, servicio de mensajería rival de WhatsApp, criticó el sistema de seguridad de la aplicación propiedad de Facebook. 

La puja constante entre Telegram y WhatsApp ha llevado a que usuarios de ambos sistemas critiquen las medidas de seguridad de uno y otro, buscando imponerse en el uso de aplicaciones de mensajería instantánea. Sin dudas, el uso masivo de WhatsApp ha sido indiscutible, pero en medio de los escándalos que rodean a Facebook, algunos sectores plantean a Telegram como un servicio más privado y confiable.

En un nuevo enfrentamiento público, Pavel Durov, creador de Telegram, atacó a WhatsApp en un artículo de su blog. El ruso, que salió de su país después de que el gobierno bloqueara su servicio por no entregar información privada de los usuarios a las autoridades, dijo que “WhatsApp nunca estará seguro”.

El emprendedor aprovecho la reciente falla de seguridad masiva de WhatsApp, que permitía que el celular fuera usado para espiar a sus propietarios, para argumentar que no hay sorpresa en el error y enumeró otra serie de vulnerabilidades del sistema que posee Mark Zuckerberg.

Todos sus problemas de seguridad son convenientemente adecuados para la vigilancia, y se parecen mucho a las puertas traseras

"Los atacantes pudieron acceder a todo lo que estaba en su teléfono, incluidas las fotos, correos electrónicos y mensajes de texto, simplemente porque tenía instalado WhatsApp. Sin embargo, esta noticia no me sorprendió (...) Cada vez que WhatsApp tiene que corregir una vulnerabilidad crítica en su aplicación, parece que aparece una nueva en su lugar", expresó en su extenso texto.

Pero Durov incluso llegó a insinuar que tantas vulnerabilidades no son coincidencia. "Todos sus problemas de seguridad son convenientemente adecuados para la vigilancia, y se parecen mucho a las puertas traseras", aludiendo a la posibilidad de que los creadores de la aplicación dejen fallas premeditadamente para colaborar con organizaciones de espionaje o seguridad nacional.

En su texto, el creador de Telegram plantea que Facebook podría estar cediendo a presiones de agencias como el FBI en EE. UU.

La argumentación de Durov no es nueva. Alude a que mientras que WhatsApp no es de código abierto, cualquier tercero que quiera verificar el sistema de cifrado que usa Telegram puede verificarlo. "WhatsApp no ​​solo no publica su código, sino que hace exactamente lo contrario: WhatsApp confunde deliberadamente los binarios de sus aplicaciones para asegurarse de que nadie pueda estudiarlos a fondo".

Somos nosotros o el monopolio de Facebook. Es libertad y privacidad o codicia e hipocresía. Nuestro equipo ha estado compitiendo con Facebook durante los últimos 13 años

También llegó a decir que a pesar de que algunos sectores justifican las puertas traseras para evitar ataques terroritas, dichas entradas pueden ser usadas también para la vigilancia masiva "No es de extrañar que a los dictadores les guste WhatsApp. Su falta de seguridad les permite espiar a su propia gente, por lo que WhatsApp continúa estando disponible libremente en lugares como Rusia o Irán, donde las autoridades prohíben Telegram". 

Durov hace un recuento de los inicios de WhatsApp, criticando la forma en que el cifrado llegó a la aplicación y dijo que las copias en la nube, que fueron impulsadas por la aplicación a la hora del lanzamiento de los mensajes de cifrado punto a punto, no están aseguradas. 

"Al hacer este empuje, WhatsApp no ​​le dijo a sus usuarios que cuando se realiza una copia de seguridad, los mensajes ya no están protegidos por el cifrado de extremo a extremo y los piratas informáticos y la policía pueden acceder a ellos. Marketing brillante, y algunas personas ingenuas están cumpliendo su condena en la cárcel como resultado", reza el texto.

La feroz competencia

Durov cerró su mensaje aludiendo a la dura competencia entre las aplicaciones. En primer lugar acusó a Facebook de estar "copiando al carbón" hasta los mínimos detalles que salen en su aplicación primero. 

De igual forma que ha sucedido con la pelea entre Instagram y Snapchat, Durov cree que Facebook está tratando de eliminar a la competencia con una feroz estrategia de imitación. 

"Pero quejarse de la hipocresía y falta de creatividad de FB no ayuda. (...) tenemos que reconocer nuestra responsabilidad en la formación del futuro. Somos nosotros o el monopolio de Facebook. Es libertad y privacidad o codicia e hipocresía. Nuestro equipo ha estado compitiendo con Facebook durante los últimos 13 años. Ya los vencimos una vez, en el mercado de las redes sociales de Europa del Este y los venceremos nuevamente en el mercado global de mensajería", señaló el ruso. REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnosferaET