Tecnología

Más de 3.600 localidades deberán tener 4G en cinco años

Más de 3.600 localidades deberán tener 4G en cinco años

El Gobierno nacional realizó ayer la esperada subasta del espectro radioeléctrico en las bandas de los 700 MHz y 2.500 MHz, un procedimiento que se traducirá en una mejora en la calidad y la cobertura de internet a nivel nacional.

Al cierre de esta edición, Tigo, Claro y el nuevo operador Novator Partners adquirieron bloques de espectro. Movistar no salió beneficiado con ninguna asignación. La puja por el bien nacional tardó más de 12 horas. Según los resultados, los operadores tendrán que conectar a 3.658 localidades en los próximos 5 años, con una inversión de más de 5 billones de pesos. Se espera que San Andrés y Chocó, entre otros departamentos salgan beneficiados.

El Ministerio dispuso el 100 por ciento del espectro disponible en la banda de 700Mhz, con 5 bloques (cuatro de 20MHz y uno de 10MHz), pero quedaron 10MHz sobrantes. Esta banda, también llamada dividendo digital, es codiciada porque tiene la posibilidad de aumentar el rango de cobertura con un menor gasto energético.

También se ofreció lo disponible de la banda de 1.900 MHz (un bloque 5MHz) después de que se adjudicó y licitó esa banda en 2003, 2005, 2010 y 2011; sin embargo, no hubo ofertas. Por último en la banda de 2.500MHz el Gobierno guardó 20MHz al ofertar seis bloques de 10MHz.


Claro adquirió 20MHz en la banda de los 700MHz y 30MHz en la banda de los 2.500MHz. Tigo salió con 40MHz en las bandas bajas, logrando su principal objetivo durante la jornada. El nuevo actor por su parte logró 20MHz de la banda de 700MHz y 30MHz en la banda de 2.500MHz, adquiriendo en su primera subasta tanto espectro en bandas bajas como en bandas altas.


Este escenario de oferta de espectro por un lado representa la oportunidad para los operadores de expandir sus infraestructuras y ampliar sus capacidades de servicio, pero por el otro le permite al Gobierno asegurar que los operadores participantes se comprometan a llegar a las zonas rurales con mayores necesidades básicas insatisfechas. Se espera que con este proceso, el desarrollo de nuevos negocios y oportunidades como la telemedicina o la educación online lleguen a más colombianos.

El mecanismo de la subasta, que el Gobierno sacó adelante en una maratón de poco más de 6 veces, previó por ejemplo que quienes se comprometieran a llegar a las localidades más apartadas en menor tiempo tuvieran mayores posibilidades de recibir los bloques de espectro. Los operadores tenían la opción de proponer zonas entre 5.766 localidades elegibles para cubrir en un rango entre 1 y 5 años después de la adjudicación.

Por otra parte, la mejora de la conectividad en el país también está atada a la obligación de la modernización de las redes 2G y 3G de cada operador. En un plazo de 4 años toda esa infraestructura deberá ser 4G, preparando el terreno para una eventual llegada de las redes de quinta generación.

El proceso resultó histórico por ser la primera vez en 25 años que el Gobierno oferta espectro en bandas bajas (menores a 1.000MHz) después de la licitación de la banda de los 850MHz en 1993. Además es la primera que se adjudica el bien por 20 años, lo que llega tras la aprobación de la Ley de modernización TIC.