Tecnología

iPhone 11, tres lentes traseras y modo noche

iPhone 11, tres lentes traseras y modo noche
Presentó también su plataforma para videojuegos y de series.

EFE

La gama alta de los nuevos teléfonos de Apple, los iPhone 11, se llamará Pro y presenta por primera vez tres lentes en la cámara trasera -una más que la versión sencilla- así como modo noche, anunció este martes la compañía en un evento celebrado en su sede de Cupertino (California, EE.UU.).

Como en el caso de la versión más sencilla, las lentes se encuentran en un marco cuadrado, lo que ha hecho cambiar ligeramente el diseño clásico de estos teléfonos, y consisten en un teleobjetivo de 12 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles y un ultra gran angular también de 12 megapíxeles

El iPhone 11 Pro tiene una pantalla de 5,8 pulgadas, mientras que su "hermano mayor", el Pro Max, tiene una de 6,5 pulgadas, y ambos presentan una pantalla super retina OLED, además de una duración de batería que supera en 4 y 5 horas respectivamente las de sus predecesores.

El procesador de los nuevos dispositivos de Apple es A13 Bionic, "el más rápido del mercado", según la compañía, capaz de llevar a cabo un trillón de operaciones por segundo.

El "zoom" óptico de las cámaras alcanza 2x, los videos se pueden grabar en calidad 4k60 y tanto el iPhone 11 Pro como el Pro Max estarán disponibles en colores oro, plata, "gris espacio" y "verde medianoche".

La compañía que dirige Tim Cook ha seguido la estela de sus competidores Samsung y Google y ha puesto especial énfasis en sus nuevos modelos en el tratamiento de las imágenes mediante inteligencia artificial, integrada en el teléfono para mejorar automáticamente la calidad de imágenes borrosas o tomadas en condiciones de poca luz mediante el modo noche.

La versión sencilla del iPhone 11 y sucesor del XR, por su parte, tiene una cámara trasera dual con gran angular y ultra gran angular, pantalla de retina LCD de 6,1 pulgadas y estará disponible en colores morado, blanco, verde, amarillo, negro y rojo.

Los nuevos teléfonos inteligentes de Apple podrán pedirse online a partir de este mismo viernes y llegarán a las tiendas el 20 de septiembre a un precio de 699 dólares para el iPhone 11 (versión sencilla), de 999 dólares para el iPhone 11 Pro y de 1.099 dólares para el iPhone 11 Pro Max.

Otros lanzamientos

Apple también puso este martes fecha de salida al mercado tanto de su nuevo servicio de suscripción de videojuegos, Arcade, como del de televisión, Apple TV+, que estarán disponibles el 19 de septiembre y el 1 de noviembre, respectivamente.

Apple Arcade estará disponible en más de 150 países y el plan familiar costará 4,99 dólares al mes, anunció la compañía.

El servicio incluirá un mes de prueba gratuito y permitirá acceder a más de 100 juegos electrónicos disponibles en la App Store.

De esta manera, los "gamers" podrán suscribirse al servicio para acceder a la cartera completa de videojuegos de la empresa sin tener que pagar por cada título que quieran probar, tendrán acceso inmediato a los nuevos juegos que salgan en la tienda digital y podrán descargarlos para jugar sin conexión a internet.

El nuevo servicio de Apple incluirá títulos de empresas productoras de videojuegos como Konami, Finji, Giant Squid, Klei Entertainment, Cartoon Network, Sega y Lego, además de creaciones de Will Wright, inventor de SimCity.

El servicio de televisión por suscripción de Apple, por su parte, estará disponible desde el 1 de noviembre, también costará 4,99 dólares al mes y cuando se compre un iPhone, Mac o iPad a partir de hoy mismo se tendrá un año de suscripción gratuito.

Apple TV+, anunciado en marzo y con el que se venía especulando en la industria desde hace años, es un servicio de contenidos originales de televisión en "streaming" pensado para competir de tú a tú con compañías como Netflix, Disney, Hulu o Amazon.

Además de adentrarse en el mundo de los contenidos propios, una de las novedades significativas de Apple TV+ es que estará disponible en televisores y aparatos de la competencia como Samsung, LG, Sony, Vizio y Roku, lo que pone de relieve la voluntad de la empresa de construir una plataforma transversal más allá de su propio hardware.