Tecnología

Escoger carrera usando la inteligencia artificial

Escoger carrera usando la inteligencia artificial

Elegir en qué trabajarán en el futuro es una difícil decisión que los adolescentes suelen tomar pensando en sus habilidades y las necesidades de un mercado laboral que en cuestión de 5 años puede transformarse radicalmente. Más allá de las evaluaciones aptitudinales, un emprendimiento colombiano plantea que usando la inteligencia artificial no solo es posible encontrar en qué será bueno alguien, sino acercarlo también a su propósito de vida.

(Lea también: Casos colombianos donde la inteligencia artificial hace la diferencia)

Esa ambiciosa misión es el sueño de Life Design, un software para orientación profesional que se postula como una herramienta de autoconocimiento a través de la tecnología. La compañía, que arrancó en enero de 2018, cerró una primera ronda de inversión de 150.000 dólares y trabaja con 2.000 usuarios activos desde octubre del año pasado.

Según Felipe Rojas, uno de los cofundadores, a diferencia de los métodos tradicionales, la filosofía de Life Design no es crear solo los profesionales que necesita la industria, sino identificar qué le interesa al estudiante, sus gustos, preferencias y habilidades para luego sí conectarlas al mundo exterior.

Citando un estudio de Cifras y Conceptos, Rojas señala que un 68 por ciento de los millennials se desempeñan en cosas que no les apasionan en la vida. “Es una cifra muy alarmante, pues es gente que no se conecta con lo que le gusta, en especial cuando un 60 por ciento cita como razón para no seguir su pasión el miedo a fracasar. Culturalmente tenemos miedo al fracaso”, explica el emprendedor bogotano.

(Además: Inteligencia artificial y los robots trabajan contra el coronavirus)

La solución que propone está basada en un modelo japonés, denominado ikigai, país cuyo sistema educativo y productivo se diseñaron para que las personas pudieran aplicar lo que les gusta y vivir de ello.

“El argumento monetario no es suficiente para sentirse satisfecho en la vida (...). Cuando hay algo que te hace feliz, en lo que se es bueno, que el mundo necesita y es algo de lo que puedes vivir, encuentras un modelo. Nos concentramos en lograr encajar estas 4 dimensiones, porque si alguno de esos cuadrantes falta, va a haber un motivo para sentirte insatisfecho”, explica Rojas.(También le puede interesar: Semáforos alimentados con IA combaten la contaminación)

El servicio busca que estudiantes de bachillerato se acerquen a preguntas sobre su futuro en un proceso que arranca en el grado 9 y sigue anualmente tanto en 10 como en 11. La razón es que, según los emprendedores, “somos personas que vamos cambiando. En tres años esa ‘fórmula’ de vida que nos trazamos puede cambiar radicalmente, pero habrá aspectos que irán permaneciendo, y nuestro sistema permite identificar esos aspectos. Los estudiantes pueden conocerse mejor y usar esa información para tomar decisiones con mayor seguridad”.

Después del proceso de preguntas, que en gran medida depende de la sinceridad de los usuarios, el algoritmo de Life Design balancea los aspectos personales con las necesidades en el mundo del trabajo y calcula tres opciones de dedicación profesional para que el estudiante elija la que prefiera.

Nos hemos acostumbrado a que las decisiones son racionales, pero es una mentira. La mayoría de decisiones no son racionales, sino por miedos como quedarse solo, no cumplir las expectativas de los demás (...); si se alimenta con información sincera y en un ejercicio consciente, la inteligencia artificial puede ser una herramienta para ayudar a tomar decisiones”. Así mismo, con el tiempo, el sistema puede detectar patrones de los que el usuario no habría sido consciente e irse perfeccionando.

Nos hemos acostumbrado a que las decisiones son racionales, pero es una mentira. La mayoría de decisiones no son racionales, sino por miedos como quedarse solo, no cumplir las expectativas

Transformar la educación

Life Design es gratis para los usuarios finales, pero el modelo de negocio busca ofrecer valor a instituciones de formación que quieran atraer a usuarios, candidatos, estudiantes. Este 2020 arrancó con dos universidades, pero esperan a finales de año llegar a más de 40.000 usuarios y afinar el modelo.

Además de orientar, el sistema buscaría comprender mejor el consumo de contenido y de adquisición de conocimientos para los usuarios, ofreciendo un conocimiento mucho más profundo de los intereses de estudio que otras herramientas.Transformar la educación. Pero el origen de Life Design también se vincula a una perspectiva distinta sobre el mundo estudiantil. Mientras que otros sistemas parten de la idea del éxito como un continuo escape al fracaso, para estos emprendedores el miedo al fracaso impide el aprendizaje.

“Las personas entre los 15 y los 18 años están empezando a explorar el mundo. Experimentar con sus gustos y buscar afinidades no es una pérdida de tiempo, pero los modelos de educación superior tradicional, intactos desde 1850, creen que el aprendizaje es lineal".

Otro tipo de propuestas buscan, por ejemplo, que los estudiantes vayan creando sus propios currículums con énfasis diversos y mezclando clases de otras áreas, conocido como un modelo blended.

Según el emprendedor, los jóvenes no les creen a las mismas formas de educación, con programas de cinco años para encerrarse y ver los cambios en el mundo laboral solo después de graduarse.

En la vida hay que desarrollar los talentos, y nos vamos acomodando, siempre estamos ante la incertidumbre. La propuesta es que generen un proceso de autoconocimiento temprano para que empiecen a adquirir habilidades y opten por aprendizajes modulares, más cortos y más continuos”.

REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnosferaET