Tecnología

En Reino Unido piden regular la industria de los videojuegos

En Reino Unido piden regular la industria de los videojuegos

El parlamento del Reino Unido le pidió al gobierno de ese país que regule el uso de “cajas sorpresa”, que se compran en videojuegos por dinero real y cuyo contenido es desconocido.

Los funcionarios anclan estos artículos a los juegos de azar y proponen que sean regulados por la Ley de Apuestas del Reino Unido, especialmente cuando se trata de juegos que tienen a menores de edad como usuarios.

Esta propuesta estaría dirigida especialmente a compañías como Epic Games, dueños de Fortnite, a Facebook y Snapchat, quienes según los parlamentarios, son "deliberadamente obtusos" al responder sobre los patrones típicos de juego.

El comité parlamentario del Departamento para la Cultura, Medios de Comunicación y Deporte planteó su preocupación en un informe que surgió de una investigación sobre "cómo las tecnologías inmersivas están impulsadas por modelos de negocios que combinan los datos de las personas con el diseño para tener poderosos efectos psicológicos ” y generar adicción en sus usuarios.

"Los daños potenciales descritos en este informe pueden considerarse el resultado directo de la forma en que la 'economía de la atención' es impulsada por el objetivo de maximizar la participación del usuario", declaró el comité. 

Los parlamentarios relataron el caso de un jugador gastaba hasta £ 1.000 por año en el juego de Fifa, de Electronic Arts. Otro suceso similar lo contó un padre de familia, quien informó que su hijo había acumulado deudas de más de £ 50.000 en gastos en microtransacciones en el juego en línea RuneScape.

El Comité pide que se regule a la industria de los videojuegos y que se les exija mayor claridad sobre sus prácticas. “Los datos sobre por cuánto tiempo las personas juegan son esenciales para comprender cómo se ve el compromiso normal y saludable, y, a la inversa, anormal y potencialmente no saludable, con los juegos", argumentan.

"Las compañías de juegos recopilan esta información para sus propios fines de marketing y diseño; sin embargo, como evidencia para nosotros, los representantes de la industria de los juegos fueron deliberadamente obtusos al responder nuestras preguntas sobre los patrones típicos de juego ", detalla el informe.