Tecnología

El 'terminator' ruso inicia su viaje al espacio

El 'terminator' ruso inicia su viaje al espacio

Un androide ruso capaz de subir y bajar escaleras, tomar un arma o desatornillar una parte, partió este jueves hacia el espacio, como único tripulante de la nave Soyuz MS-14, que se espera llegue a la Estación Espacial Internacional (EEI) el sábado, donde el
robot permanecerá un total de 14 días.

El robot, popular por emular movimientos humanos, repitió la icónica frase "¡Vamos allá!" del cosmonauta Yuri Gagarin cuando emprendió el 12 de abril de 1961 el primer viaje espacial de la historia. 

Fedor, nombrado así por sus siglas en inglés (Final Experimental Demonstration Object Research), fue rebautizado por la prensa rusa  como "Fiódor" por su similitud con ese nombre de pila de ese país.

El androide mide 180 centímetros y pesa 160 kilos. Fue desarrollado en 2014 por encargo del Ministerio para Situaciones de Emergencia de Rusia con el propósito inicial de ser empleado en la evacuación de personas de zona afectadas por derrumbes, incendios, así como por contaminación química y radiactiva.

Para ello, al androide le enseñaron a subir y bajar escaleras, conducir vehículos y utilizar distintos tipos de herramientas. Sin embargo, en 2016 la Roscomos, la agencia espacial rusa, decidió enviarlo como "piloto de prueba" de la nueva nave espacial "Federatsia", cuyo lanzamiento estaba previsto en un comienzo para 2021, pero que fue aplazado a 2022.

Recientemente, a Fedor se le asignó su actual misión: verificar los sistemas de seguridad del cohete Soyuz-2.1a, que será el único portador que utilizará Rusia para lanzar naves tripuladas al espacio a partir del próximo año.

Desde 2002 todos los lanzamientos de las naves tripuladas rusas se han efectuado con cohetes Soyuz-FG, que cuentan con un sistema de mando analógico.El Soyuz-2.1a, dotado de un sistema de mando digital fabricado en Rusia, hasta ahora solo ha sido utilizado para poner en órbita satélites y carguero espaciales. Para expandir su uso, se requiere de su certificación para naves tripuladas, lo que evalúa en particular la interacción del sistema de mando digital del cohete con el sistema analógico de salvamento que se activa en caso de un lanzamiento fallido.

"La primera parte de las pruebas de vuelo se llevó a cabo conforme al plan. Reuní, analicé y envié datos telemétricos sobre el funcionamiento del cohete portador y los sistemas de a abordo, las sobrecargas y el régimen de temperatura y humedad", escribió el androide en su cuenta de Twitter.

Según un tocayo del androide, el cosmonauta ruso Fiódor Yurchijin, el único en actividad con el mismo nombre de pila, los resultados de las pruebas del
robot en la EEI mostrarán la senda a seguir en la robótica nacional.

"El análisis dará la respuesta a la pregunta más importante, a la de cuál es el camino que se debe tomar", dijo el cosmonauta a la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.

En la Estación espacial seis tripulantes esperan al androide: los rusos Alexéi Ovchinin y Alexandr Skvortsov, los estadounidenses Andrew Morgan, Nick Hague y Christina Koch, y el astronauta italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA) Luca Parmitano. 

La Estación Espacial Internacional, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares cuenta con la participación de 16 naciones y actualmente está integrada por 15 módulos permanentes, orbitando en la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora.*
*Con Efe.