Tecnología

Demandan en Canadá a Fortnite por ser 'demasiado adictivo'

Demandan en Canadá a Fortnite por ser 'demasiado adictivo'

El popular videojuego gratuito Fortnite, uno de los más populares del mundo, fue acusado de ser demasiado adictivo en una demanda colectiva presentada la semana pasada en Canadá. La queja formal comparó el título, que está dirigido a niños y jóvenes, con la cocaína.

Creado por el desarrollador Epic Games en 2017, Fortnite permite el enfrentamiento de hasta 100 jugadores de forma individual o en equipos, en un ‘todos contra todos’ hasta que solo uno quede en pie. Además, es usado en competencias de pro-players, jugadores dedicados al mundo de los e-sports. El título ha tenido un éxito arrollador, con más de 250 millones de usuarios en el mundo, que lo convierte en el video-juego en línea de mayor popularidad.

En el documento legal presentado en Quebec (Canadá) en nombre de los acudientes de dos niños que juegan Fortnite, los demandantes comparan el juego con la cocaína y argumentan que provoca la producción de dopamina, un neurotransmisor asociado a la gratificación. Además, acusan al título de estar diseñado para generar dependencia.

“La adicción a Fortnite tiene consecuencias reales para las vidas de los jugadores: muchos no comen ni se duchan, y dejan de socializar”, agrega la demanda, que menciona también a jugadores que han sido forzados a buscar tratamiento para su adicción.

La adicción a Fortnite tiene consecuencias reales para las vidas de los jugadores: muchos no comen ni se duchan, y dejan de socializar

Jean-Philippe Caron, el abogado que lidera la demanda, dijo a la AFP que acusó al creador del juego de supuestamente haber convocado a psicólogos para que “ayuden a hacerlo más adictivo”.

Sin embargo, la producción de dopamina, que argumenta la demanda, también es liberada en redes sociales, en series de entretenimiento y hasta en conciertos, lo que aminora su impacto.

Según el abogado, la firma omitió “advertir sobre los riesgos y peligros inherentes a su producto”. Si la acción resulta exitosa, los desarrolladores de Fortnite podrían verse obligados a pagar “decenas, incluso, cientos de millones de dólares” por indemnización.

REDACCIÓN TECNÓSFERA