Tecnología

'Deepfakes', un desafío para la ciberseguridad en 2020

'Deepfakes', un desafío para la ciberseguridad en 2020

Los videos realistas generados por inteligencia artificial (IA), denominados deepfakes, serán un desafío de seguridad para el próximo año. Así lo creen expertos que publicaron predicciones sobre lo que será tendencia en ataques digitales en el 2020.

Estos videos han ido más allá de la superposición del rostro de Nicolas Cage en el cuerpo de otro actor en una escena de una película, y los materiales han abarcado desde la aparición de falsos videos porno de actrices de Hollywood que se hicieron virales hasta un video en el que la demócrata estadounidense Nancy Pelosi aparece falsamente borracha en un discurso.

Parte de la preocupación radica en que la IA genera sombras y texturas que se acoplan al rostro y mueven los labios al ritmo de una voz que también puede imitar la del personaje real.

Máquina vs. máquina

El término fue recogido en el reciente informe de Tendencias 2020 de la firma de ciberseguridad Eset. Desde la perspectiva de Jake Moore, especialista de seguridad de Eset en el Reino Unido, como respuesta a la sofisticación de los algoritmos, se requieren sistemas de machine learning capaces de reconocer un material fraudulento que podría engañar sus ojos.

“Aunque el machine learning es una pieza central en la creación de estos contenidos falsos, es necesario crear algo que actúe como antídoto y sea capaz de detectarlos sin depender únicamente de la intuición humana”, aseguró.

los Deepfakes lograrán que algunos de nosotros incluso no confiemos en nada, por más que nuestros sentidos nos digan que estamos ante un contenido verdadero

En opinión del abogado forense Endrick van Axel, de la firma Adalid, la tendencia es tal que recuerda que China prohibió los deepfakes en los que se haga burla al régimen o a sus figuras políticas.

“Vamos a ver afectaciones en personas que resultan ser suplantadas porque es una tecnología que llega de forma fácil a las manos de los usuarios, pero también podría llegar a derivar en daños a infraestructura crítica. Si sale un video de engaño de una cuenta influyente en redes sociales, podrían difundirse falsos comunicados y generar pánico en una ciudad”, explica el experto.

Otra firma que augura que la desinformación no va a la baja es Kaspersky. Según Claudio Martinelli, director para America Latina, en 2020 se espera que las redes sociales sean usadas para intentos de manipulación de la opinión pública. “Los Deepfakes son una amenaza que pueden agravar las fake news”, dijo.

Además de videos falsos de políticos y famosos, según Moore, paulatinamente los videos usarán los rostros de personas más cercanas, como colegas, compañeros o familiares.

Por ejemplo, el experto de Eset asegura que existe un reporte de que una firma británica no identificada fue víctima. “El CEO de una firma británica pensó que estaba hablando por teléfono con el CEO de la empresa matriz alemana y fue convencido para transferir, inmediatamente, unos 244.000 dólares a la cuenta de un supuesto proveedor húngaro”.

Los Deepfakes lograrán que algunos de nosotros incluso no confiemos en nada, por más que nuestros sentidos nos digan que estamos ante un contenido verdadero

Moore plantea que “los Deepfakes lograrán que algunos de nosotros incluso no confiemos en nada, por más que nuestros sentidos nos digan que estamos ante un contenido verdadero”.

En ese sentido, algunas acciones que citan los expertos para hacer frente a la amenaza pasan por educar a las personas acerca de la existencia de estos videos y por adoptar un grado de escepticismo. Sin embargo, se espera que tanto redes sociales como instituciones de tecnología empiecen a reconocer y abordar el riesgo con sistemas y estrategias más sofisticados.

REDACCIÓN TECNÓSFERA@TecnosferaET