Política

¿Por qué no avanzó la cadena perpetua para violadores?

¿Por qué no avanzó la cadena perpetua para violadores?

La reforma constitucional que busca establecer la cadena perpetua para violadores de menores nuevamente se colgó en el Congreso.

Si bien esta vez había consenso entre las fuerzas políticas para sacar adelante la iniciativa, en esta oportunidad fue el tiempo el que no alcanzó para que la reforma cumpliera con su trámite.

Si bien este martes el proyecto tenía prioridad en el orden del día de la Comisión Primera de la Cámara, los congresistas decidieron no darle continuidad en virtud de que ya no daban los tiempos para darle todo el trámite.

Por tratarse de una reforma constitucional, la iniciativa debía superar cuatro debates antes del 20 de junio para continuar con vida en el Legislativo, pero materialmente los tiempos no daban. Este tipo de normas no se pueden tramitar en secciones extra.

Sin embargo, las bancadas se comprometieron a sacar adelante esta iniciativa en la próxima legislatura.

"Los tiempos no alcanzaron para aprobar el proyecto de ley para imponer prisión perpetua para asesinos y violadores de niñas y niños, pero la voluntad para que se haga realidad se mantiene. El 20 de julio lo radicaremos nuevamente. No descansaremos hasta lograrlo", dijo el representante de Cambio Radical César Lorduy.

En Colombia no existe a la luz del Código Penal la cadena perpetua para quienes violen o asesinen a menores de edad, por este debate, que lleva varios años sin que se resuelva, se revive periódicamente en el Congreso.

Las propuestas siempre han tropezado con obstáculos jurídicos. O inconveniencias políticas.

No tuvo la suficiente fuerza en 2008, cuando la entonces concejal por Bogotá Gilma Jiménez lideró uno de los proyectos que más lejos llegó, ante un país indignado por el caso del bebé de solo once meses que fue raptado, violado y asesinado por su propio padre, Orlando Pelayo, en Chía (Cundinamarca).

Ni tampoco en 2017, cuando la hija de Gilma Jiménez (heredera de la causa de su madre), Yohana, impulsó de nuevo la cadena perpetua luego de conocerse el aberrante caso de la violación y asesinato de la niña Yuliana Samboní, de 7 años, a manos Rafael Uribe Noguera, en Bogotá.