Política

Petro y los demás congresistas que irán al Capitolio el 20 de julio

Petro y los demás congresistas que irán al Capitolio el 20 de julio

Pese a que ya se registran 8 casos de congresistas contagiados con covid-19, algunos legisladores anunciaron que asistirán físicamente al Capitolio el próximo 20 de julio, cuando se instalen formalmente las sesiones ordinarias.

​Hasta el momento la decisión de que esa jornada sea haga de manera virtual está prácticamente adoptada y la idea es evitar las aglomeraciones en el recinto del Congreso, ubicado en la Plaza de Bolívar, en Bogotá.

De acuerdo a lo conocido, el senador Gustavo Petro, excandidato presidencial de izquierda, y los representantes a la Cámara Katherine Miranda, de Alianza Verde, y David Racero, elegido en la Lista de le Decencia, han dejado ver su intención de asistir presencialmente a la instalación del Congreso.

(Le puede interesar: ¿Qué causó la polémica entre Gobierno y alcaldes por el día sin IVA?)

"El 20 de Julio estaré en el recinto cumpliendo con la Constitución. No puede ser que el pueblo sin ayudas tenga que salir a trabajar y los congresistas, de doble moral, se queden en cuarentena desconociendo la Constitución", escribió Petro en su cuenta de Twitter.

La reacción de Petro se produjo ante el anuncio de Miranda, quien ha venido insistiendo en los últimos días en que las sesiones de este año legislativo deben ser presenciales o semipresenciales.

(Recomendado: ¿Qué tiene que ver el senador Arturo Char con Aida Merlano?)

"Me indigna como el Congreso se burla de la ciudadanía. Piden a gritos abrir la economía y hasta las iglesias pero son incapaces de ir a trabajar al Congreso!!!  Yo si iré el 20 de julio al recinto! NO MÁS CUARENTENA PRIVILEGIADA!!!!", escribió Mirando en Twitter.

Racero, por su parte, se preguntó "por qué seguir con la virtualidad" luego de que la Corte Constitucional tumbó la noma que la habilitaba. "Este es el momento para retomar la presencialidad", le dijo el congresista a W Radio.

La posición de estos tres legisladores contrasta con lo manifestado por la mayoría de los congresistas, los cuales no están dispuestos a poner en riesgo su salud y la de sus familias en momentos en que los casos siguen creciendo en el país.