Política

ONU plantea prioridades para la implementación del Acuerdo de Paz

ONU plantea prioridades para la implementación del Acuerdo de Paz

En el informe de la Misión de verificación de la ONU en Colombia el Secretario General, António Guterres, enfatizó en el papel de las autoridades locales y departamentales en la implementación del Acuerdo.

El secretario planteó tres prioridades para la implementación integral del Acuerdo de Paz para este año:
1. Poner fin a los asesinatos de líderes sociales, defensores de derechos humanos y excombatientes.
2. Fortalecer la sostenibilidad a largo plazo del proceso de reincorporación y asegurar que los beneficios lleguen a todos los excombatientes.
3. Asegurar que las comunidades, especialmente las víctimas, estén en el centro de la consolidación de la paz.

El documento destaca el lanzamiento de la Red Nacional de Autoridades Locales para la Paz y el lanzamiento de la hoja de ruta para la protección efectiva de líderes sociales desde los departamentos en la “Mesa por la Vida” celebrada en Puerto Asís, en marzo.

También señala que 162 municipios y 15 departamentos han adoptado medidas jurídicas para incluir los programas de desarrollo con enfoque territorial en sus instrumentos de planificación territorial. El Informe comenta que la cooperación de las autoridades locales será fundamental para incorporar los antiguos espacios territoriales de capacitación y reincorporación en el ordenamiento territorial y los instrumentos de planificación municipales.

Se reconoce, además, que el brote de COVID-19 planteará muchos retos a Colombia en los próximos meses. Sin embargo, Guterres celebra el compromiso del Gobierno de asegurar la implementación sostenida de programas relacionados con la paz en este contexto y resalta que: “Farc y el Gobierno hayan tomado de manera rápida y colaborativa medidas preventivas en los antiguos espacios territoriales de capacitación y reincorporación”. Se destaca que el 98% de excombatientes se han afiliado al sistema nacional de salud.

Durante el periodo que acoge el Informe (del 27 de diciembre de 2019 al 26 de marzo de 2020) la Misión verificó 16 asesinatos de ex miembros de las FARC-EP (incluida una mujer), con lo que la cifra total desde la firma del Acuerdo de Paz asciende a 190 (incluidas tres mujeres). Aproximadamente el 73 % del total de asesinatos de excombatientes se han producido en zonas rurales caracterizadas por una presencia limitada del Estado, pobreza, economías ilícitas y la presencia de organizaciones criminales.

Del 1 de enero al 24 de marzo de este año, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha recibido 56 denuncias de asesinatos de líderes sociales y defensores y defensoras de los derechos humanos, 6 de los cuales han sido verificados, entre ellos los asesinatos de dos mujeres.

“No se deben escatimar esfuerzos para garantizar la protección y la seguridad de quienes enfrentan riesgos específicos debido a su papel en la promoción de los derechos humanos, en la implementación del Acuerdo de Paz y en la defensa de los intereses de sus comunidades, y de quienes dejaron las armas y siguen comprometidos con el proceso de paz”, afirmó Guterres.

Por otro lado, el Informe destaca los 49 proyectos colectivos y los 1.225 proyectos individuales aprobados que benefician a un poco más de 3.500 excombatientes. El secretario general recuerda que esta cifra representa el 27 % de los exintegrantes de las FARC-EP acreditados y añadió que: “La mayoría de estos excombatientes residen en lugares con acceso limitado a tierras, vivienda, educación, oportunidades productivas, atención de salud y seguridad”.

En este sentido, agregó que: “El proceso de reincorporación solo tendrá éxito si todos y cada uno de los excombatientes que siguen comprometidos con el proceso de paz reciben oportunidades, protección y seguridad, independientemente del lugar donde viven”.

Así mismo, se reitera el apoyo a los tres componentes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, la Jurisdicción Especial para la Paz, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y la Comisión de la Verdad.

Finalmente, se señala que a pesar de las difíciles circunstancias relacionadas con el COVID-19, confía en que este año pueda traer avances alentadores para Colombia mediante la implementación integral del Acuerdo de Paz.