Política

'No estoy de acuerdo con que se cobre por la vacuna': Ferro

'No estoy de acuerdo con que se cobre por la vacuna': Ferro

El representante Ricardo Ferro, autor del llamado proyecto de ley de vacunas, que establece mecanismos para facilitar el acceso a la vacuna del covid-19, rechazó de tajo la propuesta de sus colegas de cobrar a los estratos altos por la inmunización.

El proyecto, que recibió mensaje de urgencia por parte del presidente Iván Duque, ya fue aprobado en sus dos primeros debates y apenas le restan dos más para convertirse en ley. No obstante, a pesar de su relevancia, un parágrafo introducido en la ponencia para el tercer debate desató este lunes toda una polémica en el país.

El parágrafo, propuesto por el senador Efraín Cepeda y apoyado por senadores de gobierno y de oposición, indica que los estratos 5 y 6 tendrían que pagar por la vacuna.

(Vea también: Rechazo a propuesta de cobrar la vacuna de covid-19 a estratos 5 y 6)

“Estarán exceptuados de la gratuidad los estratos 5 y 6, salvo quienes pertenezcan al personal de salud, adultos mayores de 60 años y personas con comorbilidades”, dice el parágrafo del artículo 9 del proyecto.

Frente a esto, el congresista Ferro aseguró que “ponerle excepciones a este proyecto de ley es violar el principio de la universalidad en el acceso a la salud, todos los colombianos tenemos derecho a tener acceso a la salud”.

El congresista pidió a sus colegas que en los próximos dos debates que tendrá la iniciativa se elimine esta propuesta del texto del proyecto.

“No estoy de acuerdo con que se trate de cambiar esa posibilidad de que todos nos vacunemos gratuitamente contra el covid-19 y que se excluya a unos estratos socioeconómicos. Yo esperaría que ahora en las sesiones plenarias tanto del Senado como de la Cámara se elimine ese cambio y que volvamos al proyecto original, que busca que todos nos podamos vacunar gratuitamente”.

No estoy de acuerdo con que se trate de cambiar esa posibilidad de que todos nos vacunemos gratuitamente contra el covid-19

Esta modificación fue rechazada por el Ministerio de Salud, que argumenta que “históricamente se ha contemplado vacunación universal para toda la población de Colombia, en algunos casos priorizando sectores pero jamás estratificando. Lo anterior, en tanto una disposición que estratifique el costo podría contemplar vicios de constitucionalidad en tanto potencialmente violaría el principio de igualdad en el acceso a la salud”.

Adicionalmente, la cartera de Salud argumenta que “el objetivo de la inmunización requiere de vacunar a la mayoría de colombianos posibles”.

El representante de Cambio Radical José Daniel López aseguró que, si bien entiende la intención de sus colegas, esta propuesta es inconveniente. Y anunció que presentará una proposición para modificar este artículo, en el que propondrá que la gratuidad sea para todos y que en el caso de los estratos altos, el pago sea voluntario.

“El Gobierno podrá adelantar programas para incentivar el pago voluntario de la vacuna por parte de la población perteneciente a los estratos 5 y 6, salvo quienes pertenezcan al personal de salud, adultos mayores de 60 años y personas con comorbilidades”, dice la proposición, conocida por este diario.

Temas claves

Más allá de la discusión sobre la gratuidad, este proyecto de ley resuelve muchas de las preocupaciones de los colombianos frente al acceso a la vacuna, ya que posibilitará al Gobierno Nacional a establecer alianzas estratégicas y a destinar recursos de salud en vacunas experimentales contra la Covid-19, o cualquier otra pandemia que se llegara a presentar en un futuro.

(También le puede interesar: Los retos que le esperan al remate de un Congreso atípico)

La iniciativa permite al sector privado descontar impuestos si aportan recursos al Fondo Nacional de Gestión del Riesgo, que es la bolsa creada por el Estado para la mitigación emergencia, como es el caso de la adquisición de vacunas y demás actividades enfocadas a lograr la inmunización en el territorio nacional contra esta pandemia.

La idea es que las empresas que sean declarantes del impuesto de renta sean eximidas de pagar el 50 por ciento de este gravamen si aportan recursos que permitan la compra de vacunas.