Política

Las claves de la nueva etapa de la reactivación económica

Las claves de la nueva etapa de la reactivación económica

A partir de este lunes los colombianos vivirán una nueva etapa de la reactivación económica del país, en la cual el Gobierno abrió la puerta para el retorno de más actividades productivas, pero en la que también se espera un cumplimiento riguroso, por parte de los ciudadanos, de las medidas de protección para frenar la expansión del coronavirus.

El propósito del Gobierno Nacional, como lo dijo esta semana el presidente Iván Duque, es que más sectores de la economía regresen a sus labores, pero también “seguir protegiendo la salud y la vida” e “irnos adaptando frente a una enfermedad que va a estar presente por un período más prolongado”.

“Tendremos un poco más de libertad, pero yo quiero hacer ese énfasis: este es el mes donde todos nosotros debemos asumir ese gran compromiso de ir recuperando esa vida productiva con la gradualidad que se va determinando con las autoridades locales, pero en el que nosotros logremos demostrar que se pueden dar esos pasos, y que al mismo tiempo, seguir protegiendo la vida y la salud”, afirmó Duque.

(Le puede interesar: Gobernadores y alcaldes respaldan flexibilización de cuarentena)

Como en otras etapas de la reactivación económica, el Ejecutivo entregó la pauta general, pero los alcaldes son los responsables de fijar las reglas en cada localidad. En Bogotá, por ejemplo, la alcaldesa Claudia López logró un acuerdo con el Ministerio de Salud para mantener el aislamiento obligatorio hasta el 15 de junio con las mismas limitaciones que se fijaron en el pasado.

Para el resto del país –y dependiendo de las decisiones en cada alcalde– habrá más actividades económicas regresando a trabajar. Desde mañana podrán reactivarse los servicios médicos para tratamientos no relacionados con el coronavirus, y los restaurantes podrán seguir abriendo sus puertas, pero solamente para vender comida a domicilio y para llevar.

No son medidas caprichosas, no son medidas pensando con intereses políticos, no son medidas pensando en oportunismo, son medidas pensando en Colombia

De igual forma, entrarán en operación plena los sectores de industria, obras civiles y construcción, y también podrán retornar a sus labores los profesionales –como abogados, contadores o ejecutivos comerciales, entre otros– que brinden servicios particulares.

Además, quienes trabajen en servicios de aseo, incluyendo los domésticos, también podrán salir a laborar, y las lavanderías trabajarán a plenitud y no solo a domicilio, como ha sucedido hasta el momento.

(Lea también: Colombia, el cuarto país de la región que más hace pruebas PCR: Duque)

Otro sector que podrá retomar labores, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad, serán los centros comerciales, en los cuales se concentra gran parte del comercio al por menor, el cual también podrá abrir sus puertas. Y, finalmente, todo lo relacionado con actividades inmobiliarias, museos, bibliotecas y laboratorios, incluidos los de centros de investigación académica.

Las restricciones

En el apartado de quienes todavía deberán esperar un poco para retomar labores están la atención presencial en los restaurantes y todo lo que signifique aglomeraciones de más 50 personas.

En este sentido, el Gobierno ha sido claro que seguirán cerrados iglesias, piscinas, bares, discotecas, gimnasios y billares y que no podrán practicar deportes de grupo y de contacto.

De igual forma, todas las personas que trabajan en el sector del entretenimiento –teatros, cines y conciertos– tendrán que seguir en cuarentena, al igual que los colegios y las universidades, cuyos estudiantes regresarán el 30 de julio.

Lo que vendrá ahora es que, así como sucedió en Bogotá, los alcaldes locales deberán adecuar estos lineamientos generales que dio el Gobierno Nacional a la realidad de cada ciudad, tratando de mantener dos principios: la protección de vidas y la reactivación de los sectores productivos del país.

POLÍTICA
Twitter: @PoliticaET