Política

¿Es posible revivir el proyecto que crea las 16 curules para la paz?

¿Es posible revivir el proyecto que crea las 16 curules para la paz?

Al mediodía de este martes, el presidente del Congreso, Lidio García, tiene previsto revocar el acto administrativo que certificó que el proyecto que crea 16 curules para la paz fuese archivado en el Congreso en 2017 y permitir que este sea promulgado, decisión que desatará -sin duda- una dura polémica jurídica y política.

García le confirmó a que acogerá decisiones de la Corte Constitucional sobre las mayorías con las que deben ser aprobadas las iniciativas legislativas, especialmente cuando se habla de mayoría absoluta, la cual está en medio del debate jurídico sobre este proyecto de acto legislativo.

Según García, el alto tribunal se pronunció “sobre este proyecto y dos iniciativas más” y él acogerá las posiciones de la Corte y le dará vía libre a la promulgación del proyecto que crea las 16 curules para la paz en la Cámara de Representantes.

Una vez que se revoque el acto administrativo que determinó que el proyecto fuese archivado en diciembre de 2017, la iniciativa deberá ir a la Presidencia de la República y ser promulgada para entrar en vigencia.

(Lea también: La novela de la 16 curules para la paz, en el Congreso)

Según expertos jurídicos consultados por , la decisión de García es autónoma y puede ser asumida por él como Presidente del Congreso, lo que fue confirmado por él mismo.

Luego de producida cabrían algunas acciones contra la misma como, por ejemplo, peticiones de nulidad o acciones de tutela, las cuales tendrían que ser resueltas por los tribunales de justicia.

Desde el punto de vista político, la resurrección de las curules para la paz posiblemente reviviría la controversia entre quienes defienden el cumplimiento íntegro del acuerdo de paz con las Farc y quienes quieren hacerle modificaciones, orilla en la cual está el partido de gobierno, Centro Democrático.

Los uribistas estuvieron dentro de los sectores que presentaron reparos a la creación de estos escaños en 2017 junto con los conservadores y algunos sectores de Cambio Radical.

Sin embargo, el Congreso regresa hasta el próximo 16 de marzo, cuando retomará sus sesiones ordinarias, razón por la cual el debate en el Capitolio se aplazaría hasta esa fecha.

Por el momento una de las pocas congresistas uribistas que se ha pronunciado ha sido la senadora María Fernanda Cabal, quien afirmó que con las nuevas curules se vería “a los victimarios con disfraz de víctimas” en “territorios llenos de coca y de minería ilegal”.

(Le puede interesar: Revivirían las curules para la paz en el Congreso)

“Las víctimas ya no habitan allí, están desplazadas. Otro triunfo del imaginario que construyen los que entregaron al país con un pacto maléfico”, afirmó la congresista.

Se abre la posibilidad de que las víctimas, en los territorios martirizados por la violencia y el conflicto armado, tengan representación directa en el Congreso

Desde el grupo de quienes defienden el acuerdo de paz, el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, celebró la decisión de García y afirmó que con ella “se abre la posibilidad de que las víctimas, en los territorios martirizados por la violencia y el conflicto armado, tengan representación directa en el Congreso. Es un nuevo paso trascendental para la paz”.

Y el senador Roy Barreras, exnegociador de paz, aseguró que la decisión de García demuestra que “valió la pena la lucha de más de dos años” para revivir las curules para la paz y que con su creación se está “cumpliendo con el precepto del acuerdo de reparación integral del territorio”.