Política

El drama por ataques a candidatos llega al Senado

El drama por ataques a candidatos llega al Senado

La violencia contra los candidatos a las elecciones regionales de este 27 de octubre preocupa a todos los partidos políticos. Por eso, citaron para este martes, en la plenaria del Senado, un debate de control político.

Todas las colectividades en el debate, propuesto inicialmente por el senador conservador Juan Diego Gómez, pedirán al Gobierno Nacional soluciones prontas y efectivas para frenar la racha de atentados, amenazas y asesinatos.

El debate es de tal importancia para el presidente del Congreso, Lidio García, que incluso corrió la agenda de control político que había prevista para la plenaria del Senado y así darle prioridad a esta discusión.

Según García, la idea no es solo parar estos crímenes, sino también “concientizar a quienes están en la contienda electoral de que no pueden estar ganando elecciones calumniando a los demás candidatos”.

“Este es un tema de talla mayor (...) No solamente son los que están muertos, sino los que están amenazados y hoy se están retirando de la contienda electoral”, dijo el congresista.

Esta semana hubo abrebocas de este debate en la Comisión de Ordenamiento Territorial. Uno de los funcionarios más cuestionados fue el director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), Pablo Elías González. Miembros de distintos partidos declararon su inconformidad por sus respuestas.

El senador liberal Mauricio Gómez Amín, por ejemplo, lo cuestionó con dureza y dijo que las organizaciones políticas están en “máxima alerta” por las agresiones a sus aspirantes.

El senador conservador Efraín Cepeda afirmó que se trata de “la vida y la preservación de la democracia”. “Hay mucha preocupación en el país y, por supuesto, en la clase política, por lo que viene sucediendo”, dijo Cepeda.

Desde los partidos de centroizquierda, el senador Jorge Londoño, de Alianza Verde, afirmó que “si el líder político no puede tener la certidumbre de que va a poder realizar su labor política de una manera tranquila, la democracia no funciona”.

González, por su parte, se defendió y dijo que la entidad a su cargo está “tratando de hacer la mejor distribución posible de la logística que tenemos, de hombres y vehículos blindados”, para proteger a los aspirantes.