Política

Candidatos a la Alcaldía de Manizales, entre iniciativas y desconocimiento de género

Candidatos a la Alcaldía de Manizales, entre iniciativas y desconocimiento de género
Refugio para víctimas, prevención temprana, una política pública LGTBI y oportunidades educativas, dentro de las promesas que destaca la activista Alejandra Cárdenas.

DIANA LORENA GUTIÉRREZ

MANIZALES

1. Andrés Felipe Betancourth López, Alternativa (Polo Democrático, MAIS, Colombia Humana-UP)

Formular una estrategia municipal de Equidad de Género en empleo, con equidad en responsabilidades y en remuneración. Creación del observatorio municipal de Violencia de Género contra las Mujeres y Diversidades. Establecer tres casas de refugio para víctimas de violencia de género. Fortalecer los equipos interdisciplinarios de las comisarías de Familia y crear una nueva Comisaría. Generar equipamientos urbanos seguros para esta población y mejorar los existentes.

2. Carlos Mario Marín Correa, Alianza Verde, con apoyo de militantes del Partido de La U.

Plantear estrategias de cultura ciudadana y empresarial en concordancia con los Pactos de Equidad para las Mujeres y Alianza por la inclusión y la dignidad de personas con discapacidad. Educar en inclusión social y económica.

Crear un sistema de alertas sobre casos de deserción asociados al género y fomentar la diversificación ocupacional y profesional de las mujeres. Crear políticas de prevención de uniones tempranas y prevención del embarazo en la infancia y la adolescencia y políticas de prevención de las violencias contra las mujeres. Generar acciones para la inclusión laboral de las personas en condición de discapacidad.

3. Jorge Hernán Mesa Botero, Partido Liberal. Apoyado por Centro Democrático, ASI, MIRA y Cambio Radical.

Fortalecer el programa Mujer Rural. Fomentar el emprendimiento y el fortalecimiento empresarial para la independencia económica de la mujer. Fortalecer la línea 123 para la protección de la mujer. Fortalecer la oferta institucional desde el Consultorio Rosado. Fortalecer la línea de atención psicosocial a mujeres y población LGTBI. Sensibilizar para eliminar los estereotipos patriarcales de género y promover la erradicación de la violencia contra la mujer y población LGTBI. Fortalecer el Consejo Comunitario de Mujeres. Continuar con los acuerdos de voluntades para la formación y la empleabilidad de las mujeres y con el programa Mujeres al Rescate. Fortalecer los Hogares de Acogida. Ejecutar el plan de acción de la Política Pública para el ejercicio de la ciudadanía plena y la garantía de los derechos de los sectores poblacionales LGTBI 2018-2028.

4. Jorge Hernán Yepes Alzate, Partido Conservador.

Ofrecer oportunidades educativas alternativas para todos. Avanzar en el cumplimiento de los lineamientos del Plan Decenal de Educación, el Plan de Desarrollo Nacional, los Objetivos de Desarrollo Social y materializarlos cumpliendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible en educación de calidad, fin de la pobreza, reducción de las desigualdades, igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico.

Análisis 

Alejandra Cárdenas Quintero, abogada y estudiante de Sociología; activista LGTBI, transfeminista, presidente de la Fundación Polari.

1. Su propuesta de una Estrategia Municipal de Equidad de Género responde a una necesidad perentoria de las mujeres y la población no heteronormativa. Destaco que hable de aumentar los puestos laborales y de trabajos igualitarios en responsabilidades y salarios. Destaco su interés en la protección de mujeres y población LGTBI y fortalecer las casas de refugio y las comisarías de Familia. Los observatorios de género pueden ser una gran herramienta, pero debe aclarar más su estrategia para darle fuerza. Su propuesta de equipamientos urbanos es bastante amplia para ejecutarla en un periodo de gobierno, no se evidencia cómo puede hacerlo realidad.

2. Confunde las necesidades de género con las de otras minorías. Demuestra poco conocimiento sobre mujeres y población diversa. Reconoce la importancia de programas en contra de los embarazos no deseados o adolescentes y de violencia en instituciones educativas, pero no indaga acerca de la situación de las mujeres respecto a la educación universitaria o técnica, las políticas públicas sobre la mujer que deben ser actualizadas, la necesidad de una participación efectiva de las mujeres en ambientes políticos o el machismo que ha sido intrínseco en la Alcaldía. No tiene en cuenta a la población LGTBI, no menciona su compromiso por hacer de Manizales un espacio seguro y donde las personas con orientaciones sexuales o con identidad de género distinta podamos construirnos como ciudadanos y seres dignos. No conoce de la implementación del Decreto 0329 del 2018, la necesidad de contar con personal idóneo en cargos que trabajen con y en pro de la población, las violencias históricas que hemos sufrido. No existimos en el imaginario de ciudad que quiere construir.

3. El programa Mujer Rural es favorable para las campesinas, si es que permite desarrollarse y formarse según su voluntad y habilidades individuales, pero respetando las diferencias intrínsecas de la cultura rural. La línea 123 y el Consultorio Rosado para la protección de la mujer son programas que resuelven casos, se valora que quiera continuar con ellos, pero es necesario que tengan personal capacitado sobre derechos de la mujer y la población LGTBI.

Esta propuesta es pertinente. Querer conservar y fortalecer programas de la actual Administración no es reprochable, pero genera un sinsabor al priorizar proyectos que aunque responden a una necesidad, no generan cambios estructurales en la situación de mujeres y población LGTBI. Debe evaluar cómo esas iniciativas se traducen en una política pública, como la de la mujer, que actualmente está en proceso de actualización. Hay que observar si las estrategias económicas planteadas para la realización de dichos programas pueden ser viables.

4. Su propuesta es innovadora. Permite pensar en herramientas que otorgan oportunidades de estudio a personas que no pueden escolarizarse de manera tradicional, como trabajadoras sexuales, población LGTBI, madres cabeza de hogar o inmigrantes. Aunque menciona los objetivos de igualdad de género y la reducción de desigualdades, no demuestra cómo los puede desarrollar. No menciona las políticas públicas, o la participación real de las mujeres o de la población LGTBI durante su mandato.