Política

Así cambiarían las elecciones en Colombia

Así cambiarían las elecciones en Colombia

En los próximos años la forma como elegimos a los gobernantes cambiará drásticamente. Por lo menos así lo contempla la reforma del Código Electoral, que establece una serie de reglas pensadas principalmente para buscar más transparencia en las elecciones.

La reforma incluye nuevas modalidades de votación, modificaciones en la inscripción de cédulas e incluso cambia en el horario de la jornada electoral.

(Podría interesarle: Duque habla del gran reto para las elecciones de 2022)

Esta iniciativa, a juicio de expertos, no es solo necesaria sino que resolvería una materia pendiente que tiene el Legislativo, pues el actual código electoral viene desde 1986. Es tan antiguo que todavía hace referencia al bipartidismo, cuando hoy lo que rige es el multipartidismo.

Uno de los cambios más relevantes es que se plantea la existencia de cuatro modalidades de votación: manual (la que existe hoy en día), electrónica mixta (se vota en una máquina en el puesto de votación), electrónica remota (desde dispositivos externos al puesto de votación) y anticipada. Esto es, básicamente, incluir la tecnología a la hora de votar.

“Con el voto desde cualquier tipo de dispositivo electrónico encontramos una importante solución a emergencias como la pandemia actual y en un futuro podemos pensar en que el Presidente de la República lo podamos elegir desde la casa”, manifestó el congresista César Lorduy, ponente de la iniciativa.

(Le recomendamos: ¿Se abre paso el voto obligatorio en Colombia?)De acuerdo con el congresista, esta modalidad tiene cuatro ventajas: se brindan garantías de participación a las personas con limitaciones, se fortalece la participación, hay un ahorro económico y es una contribución al medioambiente.

En un futuro podemos pensar en que el Presidente de la República lo podamos elegir desde la casa

“En cada elección se gastan más de 250 toneladas de papel y además esos formularios, al final de cada votación, se escanean para volverlos electrónicos, ¿por qué no votar electrónicamente de una vez?”, dijo Lorduy.

Otro de los cambios es que se establecerá la biometría “para que los muertos no sigan votando en Colombia”.

“El ciudadano con la huella digital demostrará en el puesto de votación que es él quien va a votar, porque hoy muchos se presentan con cédulas falsas o terminan votando los muertos”, explicó el congresista Julio César Triana, otro de los ponentes.

Triana agregó que otro de los cambios es que el transporte el día de las elecciones será brindado por el Estado, “para que no termine al servicio de las maquinarias políticas como ocurre hoy en día”.

(Además: ¿Cómo se hará para que los muertos no voten en Colombia?)

La reforma también elimina los periodos de inscripción de cédulas y se establece un esquema en el que el Estado ubica al ciudadano en el puesto de votación según su dirección de residencia.

Para incentivar la participación electoral –en las elecciones de 2018 la abstención fue del 46,6 por ciento– se establecen nuevos beneficios, como la rebaja de un mes en el tiempo de prestación del servicio militar obligatorio y la prioridad en caso de empate para exámenes de admisión a educación superior.

La iniciativa, no obstante, también ha recibido reparos en algunos puntos. “Hay problemas que es necesario corregir, por ejemplo, el proyecto prohíbe a observadores electorales publicar sus informes y le permite al CNE cancelar la observación”, manifestó la representante de Alianza Verde Juanita Goebertus, quien reconoció no obstante que la iniciativa contiene virtudes “como el voto rural y la cuota de género”.

También, según Lorduy, se debe eliminar “todo el componente que tiene que ver con la escisión o división de los partidos, eso ya existe, pero debe tramitarse vía reforma política, no reforma electoral”.

Por tratarse de un proyecto de ley estatutaria, la iniciativa debe superar cuatro debates en el Congreso y pasar a estudio de la Corte Constitucional antes de ser sancionada por el Presidente de la República.

El debate en firme arranca la próxima semana. ¿Entrará ahora sí el sistema electoral colombiano al siglo XXI?

(Puede seguir leyendo: Reglamentar la eutanasia, la histórica deuda el Congreso)