Política

A debate proyecto para prohibir el 'chancletazo' contra los niños

A debate proyecto para prohibir el 'chancletazo' contra los niños

Los correazos, bofetadas, ‘chancletazos’ y toda forma para reprender a los menores en las que se utilice el castigo físico quedarán prohibidas en Colombia. Así ocurrirá si se llega a aprobar un proyecto de ley que será debatido este jueves por la Plenaria de la Cámara de Representantes, en su segundo de cuatro debates.

Con esta iniciativa legislativa se busca reformar el artículo 262 del Código Civil Colombiano en el que "los padres o la persona encargada del cuidado personal de los hijos, tendrá la facultad de vigilar su conducta, corregirlos y sancionarlos moderadamente".

Gloria Carvalho, Secretaria Ejecutiva de la Alianza por la Niñez Colombiana, dijo que con esta ley, " Colombia se está poniendo al día con sus obligaciones contraídas como suscriptor de la Convención de los Derechos del Niño y que ahora confiamos plenamente cumplirá el país a través del trámite y aprobación de este proyecto de ley”.

(También le puede interesar: ¿Qué viene para los colombianos a partir del primero de junio?)

El proyecto tiene una finalidad pedagógica, persuasiva y alternativa, a través de la promoción de prácticas de crianza sin violencia, amorosas y respetuosas con los derechos fundamentales de la niñez.


"Como si los argumentos legales no fueran suficientes  - indica un documento de Alianza por la Niñez -  los trabajadores de la salud, pediatras, psiquiatras, psicólogos advierten sobre las consecuencias del castigo físico en la salud física y mental de la niñez y la adolescencia".

Colombia se está poniendo al día con sus obligaciones contraídas como suscriptor de la Convención de los Derechos del Niña

Sus observaciones y estudios no incluyen casos severos de maltrato, solo castigo físico, humillante y degradante. La Revista Pediatrics que ya ha publicado varios informes advierten que: los niños que recibieron formas de castigo físico o humillante como palmadas, encierros, agarrones o cachetadas, tienen más riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, artritis y obesidad.

Por su parte el Psychological Bulletin advierte que el castigo físico puede causar, entre otras cosas,  deterioro de la capacidad cognitiva, baja autoestima, más probabilidad de ser agredido y agresor en su vida adulta., así como afectación de la salud mental del niño.