Nacional

Youtuber colombiano es enviado a prisión por presunto abuso a un niño

Youtuber colombiano es enviado a prisión por presunto abuso a un niño

Este jueves se confirmó la captura de Diego Bautista, reconocido porrista y youtuber cucuteño, por presunto abuso sexual a un menor de 8 años.

El niño le confesó a su mamá el abuso después de conocer en un chequeo médico que el tenía una enfermedad de transmisión sexual. De inmediato, la madre interpuso la denuncia ante las autoridades.

Después de conocer el dictamen médico de Medicina Legal y de escuchar los testimonios de familiares y personas cercanas al menor, la Policía, el CTI y el Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas) capturaron a Bautista, de 32 años.

(Además: El crítico parte que entregó veterinario sobre el león Júpiter)

La captura sorprendió a los habitantes del barrio Cúcuta 75, en la ciudadela de Juan Atalaya.

Desde joven, ‘Diego Zaz’, como es conocido, ha trabajado con estudiantes de instituciones educativas de la Comuna 8 de Cúcuta y durante varios años fue director del grupo de porrismo Zaz.

Desde hace un año creaba contenido audiovisual y dirigía un famoso programa difundido en redes sociales, conformado por cinco menores de edad, del cual era guionista y director​.

Por solicitud de la Fiscalía, un juez con función de control de garantías dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Diego Bautista Lázaro.

Al hombre le fueron imputados por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado.

Bautista es reconocido en el mundo del porrismo en Norte de Santander, pues con su grupo representó al departamento en distintas competencias y programas de televisión a nivel nacional.

Se conoció que Bautista se desempeñó como coreógrafo de grupos estudiantiles de varias instituciones educativas en las Comuna 7 y 8 de Cúcuta. También fue entrenador en escuelas de fútbol

El hombre, de acuerdo con las investigaciones policiales, se ganaba la confianza de los menores chantajeándolos con dineros, préstamo de celulares o invitaciones a jugar videojuegos, situaciones por las que los menores frecuentaban la casa de Bautista. 

CÚCUTA