Nacional

Víctima del atentado de Cali iba a regalarle unos patines a su hija

Víctima del atentado de Cali iba a regalarle unos patines a su hija

La detonación de una granada causó pánico y desconcierto en un sector que está bajo el luto desde el pasado martes ante la masacre de menores en un cañaduzal, en el extremo oriente de la capital del Valle del Cauca.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospína, y los comandantes del Ejército, general Eduardo Zapateiro, y de la Policía Metropolitana, general Manuel Vásquez, señalaron que los criminales no van a vencer la ciudad y que se reforzaron los controles y la investigación para aclarar los nexos entre la masacre y la explosión.

(Le recomendamos leer: Santa Cruz del Islote: la isla más poblada del mundo vence la pandemia)

Pasadas las 6:00 de la tarde del jueves, Hamer Díaz Hernández, un conductor, salió de la casa y se encaminó al parqueadero de los 'yipetos' o gualas', como se conoce a los camperos de servicio público.

En esos mismos momentos un hombre se acercaba al Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía, localizado frente al estacionamiento de esos carros. Entonces, lanzó un objeto que rebotó en las ramas de un árbol y estalló.

(Lea también: Valiente niño salvó un águila herida de presuntos traficantes de fauna)

La onda explosiva causó pánico cuando en viviendas vecinas se cumplían las velaciones de cinco menores que aparecieron asesinados en un cañaduzal cerca del barrio, al anochecer del pasado martes.

Las esquirlas alcanzaron a 15 personas, entre ellas un bebé de 10 meses y dos policías que estaban en el control y la investigación para aclarar la masacre de los menores. Los lesionados fueron llevados a hospitales y a dos clínicas.

(Más información: Cali: Un muerto y 14 heridos en explosión cerca del velorio masivo)

Hamer, el conductor de 'yipeto', recibió el impacto de la detonación y quedó tendido en el asfalto. Su muerte se produjo casi en el acto aunque fue llevado a urgencias de un centro asistencial. No alcanzó a llegar al 17 de agosto cundo le daría unos patines de cumpleaños a su hija.

Eucaris Hernández, la mamá, llora la muerte de uno de sus cinco hijos, a quien consideraba su mayor apoyo y que vivía en su misma casa.

"Janer no tenía nada qué ver con esta violencia. Me queda su hija, de 5 años, quien era su adoración y a la que le preparaba un regalo para su cumpleaños este 17 de agosto".

El noticiero de Radio Reloj, dirigido por Luis Eduardo Reyes, le ofreció ese regalo en memoria del condcutor, de 36 años.

Además: Alcalde de Medellín revela los primeros nombres de nueva junta de EPM)

Nos han hecho daño a los del pueblo, que no tenemos nada qué ver con lo que está pasando

Jairo Garay, un migrante que también se desempeña como conductor, llegó a dar el pésame en la mañana del viernes. Estaba angustiado por sus quemaduras y porque en su mano se incrustó una esquirla que no le habían retirado porque no tiene seguridad social. El defensor del paciente, Jhon Murillo, intervenía para darle atención.

"Nos han hecho daño a los del pueblo, que no tenemos nada qué ver con lo que está pasando", dijo Garay.

(Le recomendamos leer: Así se robaron $ 24.000 millones de un banco sin hacer un solo disparo)

"Es una situación desgarradora y criminal que demandó inmediatamente la presencia de todas las agencias del Estado", dijo el alcalde Jorge Iván Ospina Gómez, quien cumplió dos días al lado de los habitantes del barrio Llano Verde.

Anunció que se acordó la presencia y acompañamiento especial que harán Ejército y Policía Nacional en el oriente de Cali.

"Nuestra ciudad necesita ser hoy más solidaria que nunca, construir confianza y entender que no vamos a poder salir de momentos aciagos y difíciles como los que vivimos, sino somos uno solo. Privilegiar la vida y luchar por nuestros adolescentes debe ser el motor fundamental de toda la caleñidad. Habrá militarización, presencia de la Policía y todo el Estado, porque no nos van a vencer los violentos", dijo Ospina.

(Le puede interesar: Reclusos ataron sábanas para intentar fugarse de la cárcel en Montería)

CALI