Nacional

Unas 200 venezolanas llegan al mes a Barranquilla a dar a luz

Unas 200 venezolanas llegan al mes a Barranquilla a dar a luz

Un llamado al Gobierno Nacional para que defina una política clara de atención a los inmigrantes venezolanos hizo este martes el Personero de Barranquilla, Jaime Sanjuan, quien aseguró al mes en su despacho se están atendiendo en promedio a unas 200 mujeres embrazadas, que llegan a esta capital buscando atención médica para dar a luz.

El funcionario aseguró que el promedio al día es de 10 a 15 mujeres en estado de gestación, que llegan a la Personería para que les garanticen el derecho a recibir un servicio de salud.

“La semana pasada llegó una niña de 12 años embrazada”, dijo Sanjuan quien no oculta su preocupación al señalar que desde el Gobierno Nacional no hay una política de atención clara para esta situación, que estaría poniendo en riesgo la capacidad instalada en la red hospitalaria de Barranquilla, colapsaría ante tal demanda de pacientes.

Muchas de estas mujeres llegan sin ningún control prenatal y llegan en el último trimestre o a falta de unas semanas para dar a luz.

"Estas personas llegan con problemas de salud o económicos, y nos toca buscarles solución, por eso reclamamos atención del Gobierno", enfatizó el personero.

Estas personas llegan con problemas de salud o económicos, y nos toca buscarles solución, por eso reclamamos atención del Gobierno

El personero manifestó que hay casos más delicados, como cuando se presentan pacientes con enfermedades como cáncer o VIH, cuyos tratamientos son costosos, por lo que toca ir a clínicas privadas a solicitar ayuda.

“Demandan atención y tratamiento cuyo costo no baja de 50 millones de pesos. Algunas clínicas ayudan, pero entendemos que se les hace difícil mantener este tipo de asistencia por los costos”, agregó.

Hay capacidad para atenderlos

A su turno la Secretaria de Salud del Distrito, Alma Solano, dijo que el Distrito ha atendido a la población de inmigrantes, reconociendo que llegan buscando asistencia en salud, no solo a Barranquilla sino a toda la costa, como consecuencia de la crisis social que se vive en Venezuela.

La funcionaria contó que en el 2018 en atención en salud para inmigrantes, el Distrito destinó 8.000 millones de pesos, y en lo que va corrido de este año van 10.000 millones de pesos. De estos han recibido 2.000 millones de pesos del Gobierno Nacional. “Es poco para el gasto que tenemos”, indicó Solano.