Nacional

Realizarán homenajes a cadetes antioqueños fallecidos en atentado

Realizarán homenajes a cadetes antioqueños fallecidos en atentado

Francisco Marulanda, padre del cadete Juan Esteban Marulanda Orozco, nacido en Medellín, relata que este primer año ha sido muy difícil para su familia.

No obstante el paso del tiempo, tanto para su esposa, Luz Marina Orozco, como para él todavía es muy difícil aceptar la forma como partió su hijo menor.

Marulanda recuerda que su hijo era un estudiante muy disciplinado, que desde los 6 meses de edad comenzó a manifestar interés por los caballos y desde los 5 quiso emprender el camino de convertirse en carabinero de la Policía.

Y empezó a cumplir ese sueño: a sus 19 años, Juan Esteban Marulanda Orozco inició su formación en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander en Bogotá, antes de que el atentado con carro bomba —perpetrado el 17 de enero de 2019 contra esa institución— acabara con su vida y la de 21 personas más.

Un año después, como una forma de rendirles homenaje a su hijo y a los demás cadetes fallecidos, Marulanda dice que sembrará 22 pinos en la vereda Guayabal, del municipio de Sonsón, localizado en la subregión del oriente de Antioquia.

Atentado escuela General Santander

Juan Esteban Marulanda Orozco junto a su familia.

Precisamente, a la entrada de Sonsón está ubicada la Virgen de la Inmaculada Concepción, un monumento levantado cerca del colegio de la población y que, según explica Marulanda, significaba mucho para su hijo fallecido porque allí, al igual que muchos otros habitantes de la localidad, él iba en peregrinación. La sagrada imagen es una de las representaciones más importantes del pueblo, desde un terremoto ocurrido hace más de 50 años.

Junto con el párroco de la iglesia de Sonsón, Marulanda sembrará estos 22 árboles para que todas las personas que entren al pueblo encuentren allí un símbolo del amor y el honor que los familiares aún guardan hacia los cadetes fallecidos.

Igualmente, el padre del cadete comenta que, en conjunto con la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, se está organizando una eucaristía para el próximo 17 de enero en la ciudad de Medellín a fin de conmemorar el primer año de la partida de los cadetes.

Así mismo, explica, junto con el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín, están buscando sumar apoyos para que un monumento que planea construirse en honor de las víctimas del atentado sea ubicado en Medellín.

Familia de Cristian Maquilón lucha por una pensión

Por otra parte, en el municipio de Chigorodó, ubicado en la subregión del Urabá antioqueño, Urbano Maquilón, padre del cadete Cristian Camilo Maquilón Martínez, explica que su familia aún está luchando para conseguir la pensión de su hijo.

Don Urbano recuerda que su hijo Cristian Camilo adelantaba sus estudios de suboficial en Bogotá luego de haberse ganado una beca gracias a su desempeño como atleta. Desde 2013, el joven deportista se proyectaba como una de las promesas del atletismo en el departamento, gracias a su alto rendimiento en el Centro de Desarrollo Deportivo de Urabá.

Atentado escuela General Santander

Cristian Maquilón, oriundo de Chigorodó, Antioquia.

Durante su carrera deportiva, el joven se había consagrado como campeón nacional de atletismo, campeón nacional menor y campeón nacional infantil, obteniendo así su beca para estudiar en la escuela de cadetes, donde obtuvo una medalla de plata en la modalidad de lanzamiento de disco.

Urbano Maquilón agrega que a un año de la partida de su hijo toda la familia continúa muy afligida y recuerdan cada día a Cristian Camilo.

MEDELLÍN

Este artículo hace parte del especial 'Tributo a 22 héroes: Un año del ataque del terrorismo al corazón de la Policía', que informa sobre el estado actual de la investigación y cómo están las familias de las víctimas mortales del ataque en el aniversario de los hechos.