Nacional

Proponen sistema biométrico para controlar servicio médico en frontera

Proponen sistema biométrico para controlar servicio médico en frontera

El fenómeno de la criminalidad no solo se ha ensañado en los últimos meses, en sectores comerciales de Cúcuta y su área metropolitana. De acuerdo con los directivos de algunos centros asistenciales de la ciudad fronteriza, esta problemática se está empezando a trasladar en inmediaciones a estas instalaciones especializadas, lo que ya genera molestia en los usuarios del sistema asistencial de esa capital.

Ante este panorama, el Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander (IDS) evalúa la implementación de un sistema biométrico con identificación dactilar para controlar el ingreso de ciudadanos del vecino país a estas instituciones asistenciales y, a su vez, determinar algunas variables en la prestación del servicio médico hacia la comunidad extranjera.

De acuerdo con esta entidad, la percepción de inseguridad se agrava de la misma manera como aumenta la demanda de usuarios extranjeras. En lo corrido del 2019 se ha atendido tres veces la cantidad de pacientes venezolanos frente al año anterior.

En 2018, las atenciones dadas por las agencias de cooperación internacional llegaron a 18.000, y actualmente superan las 83.000 atenciones.

“La propuesta está encaminada en dos aspectos. Primero, en ampliar la cobertura de atención en el régimen contributivo y subsidiado de la población inmigrante, identificando la verdadera demanda de esta población. Y segundo, estamos solicitando la instalación de este sistema de control biométrico para verificar dónde están acudiendo y quién los está atendiendo”, indicó Juan Alberto Vitar, director del IDS.

El funcionario añadió que por medio de este esquema tecnológico se puede establecer variables como patologías, frecuencia de atención y cantidad de pacientes por cada especialidad.

Es que en la frontera hay un grave problema de ilegalidad

Para el gerente del Hospital Universitario Erasmo Meoz (Huem), de Cúcuta, Juan Agustín Ramírez, el personal médico de la entidad, que se ha convertido en el centro asistencial más frecuentado por la población venezolana, podría acceder con esta herramienta tecnológica a datos de los usuarios como el verdadero nombre o los antecedentes judiciales de cada ciudadano.

“Es que en la frontera hay un grave problema de ilegalidad. La cifras dicen que por cada una personas que ingresa legal, entran dos de manera irregular. Entonces, nosotros no somos Migración, pero sí con ese huellero biométrico podríamos identificar a la persona y ese registro cotejarlo con las autoridades”, aseveró el directivo.

Ramírez precisó que la plataforma también podría acceder a información de la Registraduría y de esta forma determinar si los migrantes atendidos gozan de doble nacionalidad o si son colombianos retornados.

En lo corrido de este año, la red hospitalaria del departamento ha registrado 42.000 atenciones, un número que sobrepasa las 38.000 citas reportadas en 2018. Las autoridades en salud estiman que esta cifra termine para diciembre en casi 80.000, solo en este aparato asistencial.

CÚCUTA