Nacional

Presidente entregó obras para prevenir inundaciones en río Las Ceibas

Presidente entregó obras para prevenir inundaciones en río Las Ceibas

La mitigación del riesgo o amenaza por inundación del río Las Ceibas, que atraviesa a Neiva y surte el acueducto de la ciudad, tuvo un importante repunte con la entrega de obras que hicieron el presidente Iván Duque y el gobernador del Huila, Carlos Julio González.

Los trabajos en su VI fase benefician directamente a 930 familias de los barrios Reinaldo Matiz, Las Delicias y Aeropuerto, en Neiva, y a más de 3.000 familias a lo largo de la canalización.

"Hemos sufrido mucho cuando hay desbordamiento e inundaciones porque el agua se lleva todo, pero gracias al Gobierno ese problema ya fue solucionado y podemos dormir tranquilos", afirmó un habitante del barrio Las Delicias.

La canalización contempla la construcción de dos muros de contención en concreto reforzado, uno en la margen izquierda del río de 331,5 metros lineales, y otro en la margen derecha de 205 metros lineales, ambos con una altura promedio entre 3.5 a 6 metros, así como la construcción de una traviesa disipadora de energía de 50 metros para que, hidráulicamente, se puedan manejar las constantes crecientes del río.

El presidente Duque anunció también 10 mil millones de pesos más para la construcción de la fase VII de la canalización, la cual será contratada por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

"El río Las Ceibas es la principal fuente hídrica de Neiva por lo que su intervención ha sido muy importante para evitar inundaciones, así como pérdidas humanas y materiales", señaló el gobernador del Huila, Carlos Julio González quien gestionó el proyecto ante el Gobierno nacional.

El afluente cuenta con 5 fases previas que iniciaron desde el 2011 comenzando desde la desembocadura sobre el Río Magdalena hasta llegar a la carrera séptima, permitiendo superar algunas emergencias invernales que se han presentado en el departamento.

Una de las emergencias más fuertes por invierno fue la del 23 de febrero de 2017 donde quedó demostrado que la canalización era crucial para evitar una tragedia mayor frenando el desbordamiento del caudal en varuos barrios.

La canalización permite, entre otras cosas, mitigar el impacto de eventos como desbordamientos y crecientes súbitas, pero también garantiza el suministro de agua a la ciudad de Neiva de la cual depende la totalidad de su acueducto.

FABIO ARENAS JAIMES
HUÍLA