Nacional

Por fallas en la estructura ordenan evacuar edificio

Por fallas en la estructura ordenan evacuar edificio
La gente ya se había quejado. Los apartamentos son de por lo menos $240 millones. Incumplimientos.

MANIZALES

Las puertas de entrada y del garaje en el edificio Shalom 3, en la Avenida Santander con calle 51 de Manizales, quedaron anoche marcadas con cintas amarillas y letras rojas anunciando peligro. La orden de la Alcaldía fue evacuarlo preventivamente.

La Administración argumenta que el edificio infringió la norma urbanística, proceso que lleva la Inspección de Control Urbano; tampoco cuenta con permiso para ocupar ocho apartamentos y un local comercial, que debe expedir la Secretaría de Gobierno; y la Unidad de Gestión del Riesgo (UGR) encontró problemas estructurales.

El procedimiento lo efectuó anoche la UGR con la Secretaría de Gobierno, Bomberos e Inspección de Policía. Notificaron a siete habitantes de apartamentos y al local comercial. Un octavo residente fue informado verbalmente.

Quejas recurrentes

Ningún habitante quiso dar información. Familiares y conocidos que llegaron anoche hasta el edificio manifestaron que las quejas por la construcción vienen de meses atrás. La estructura es de ocho pisos de apartamentos y dos de garaje hacia el sótano. Tiene dos locales comerciales, uno en funcionamiento. Los apartamentos están entre $240 millones y $260 millones.

Hernando Peláez, secretario de Gobierno Municipal, dijo que procedieron de acuerdo con la visita técnica que hizo la UGR y conceptos de ingenieros. Agregó que ya le habían multado con cerca de $50 millones al representante legal de la Sociedad Shalom, para que se ajustara al ordenamiento urbanístico con unas demoliciones. “Se verificó que la hizo, pero con sorpresa una habitante dijo que luego de que la inspección verificó que se había ejecutado la orden, volvió y construyó”.

En la reunión de notificación se dijo que el dueño del edificio se encontraba en Bogotá.

Pendientes

Jairo Alfredo López, jefe de la UGR, informó que la próxima semana el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo estudiará las presuntas anomalías para decidir si se ratifica la evacuación preventiva. Además, le notificarán al constructor que debe hacer un estudio de vulnerabilidad sísmica, que determine si con reforzamientos la estructura puede permanecer en pie y ser habitada de nuevo o si debe demolerla.

Al sitio llegaron ayer representantes de la sociedad Shalom, pero no dieron declaraciones. Según López, el constructor está inmerso en dos procesos en la Inspección de Control Urbano por infracción a la norma urbanística, y si se considera necesario adelantar otro proceso sería otra investigación. De las sanciones que podría recibir, López afirmó que podrían superar $70 millones.

Argumentos técnicos

Jairo Alfredo López, jefe de la UGR, explica lo que sucedió.

1. Se dieron cuenta de la situación en el edificio porque la Inspección de Control Urbano inició un proceso para identificar una presunta infracción a la norma urbanística.

2. Hace 15 días notificaron a la UGR, que hizo una visita técnica con ingeniero estructural, especialista en patología y civil.

3. Identificaron que algunos elementos estructurales no cumplen la norma NSR10 o de sismorresistencia colombiana.

4. Requirieron al ingeniero estructural que hizo los estudios y diseños del edificio e hicieron una visita técnica con él, quien se preocupó porque lo hecho no correspondía ni con las mínimas recomendaciones que él dio.

5. Solicitaron al ingeniero estructural que diera un informe desde los diseños que presentaron a la curaduría hasta lo que el constructor realizó. Él entregó ayer este informe, y la UGR evidenció que hay elementos estructurales que no generan credibilidad.

6. El diámetro de los entrepisos y las viguetas debía ser de 15 centímetros y en este caso son de 12 cms., y algunas se empezaron a flectar (doblar). Además, el foso del ascensor, dentro de lo estudios y diseños se debió construir en concreto reforzado y se hizo en mampostería (bloque), cuando es el que le da rigidez a la edificación.

7. La UGR considera que ante un sismo, con estas coyunturas evidenciadas, no pueden garantizar la estabilidad del edificio.