Nacional

Policía desmiente secuestro de misión médica

Policía desmiente secuestro de misión médica

Sanas y salvas aparecieron las tres personas de la misión médica, que se creía habían sido secuestradas en zona rural de Riohacha, las cuales fueron encontradas por la Policía y Ejército, tras la implementación del plan candado

Las personas desaparecidas fueron identificadas como los hermanos Osvaldo y Fabián Guerra Ortíz, este último médico, especialista en salud ocupacional y una enfermera oriunda de origen wayuu.

Los tres viajaban a la finca La Esmeralda, en zona rural de Tomarrazón, jurisdicción de Riohacha, para realizar unos exámenes de salud ocupacional a un grupo de personas que serían vinculadas a las labores relacionadas con la palma de aceite.

(Lea también: Estas son las hipótesis de autoridades tras atentado en Barranquilla)

De acuerdo a la Policía, se trató de una modalidad delictiva de los reclusos de las cárceles, conocida como un falso servicio.

Esta nueva modalidad delictiva es practicada por los internos de las cárceles para extorsionar a las personas a través de llamadas, solicitando servicios profesionales a lugares apartados donde no hay señal de celular y los caminos son de difícil acceso.

Los delincuentes aprovechan esta oportunidad para entrar en contacto con los familiares y decirles que están secuestrados, por quienes exigen una gruesa suma de dinero a cambio de su liberación.

(Además: Hombre que quiso desaparecer a un adulto mayor y a su sobrina va preso)

“Los hermanos Guerra Ortiz y la enfermera que los acompañaba, fueron encontrados sanos y salvos por la Policía Nacional con las unidades desplegadas en coordinación con el Ejército Nacional”, indicó el comandante de Policía Guajira, coronel Warlinthon Gualdrón Gualdrón.

De acuerdo al comandante, estas personas manifestaron a los uniformados la falla mecánica que se les presentó, además de no contar con cobertura telefónica en la zona en la que se encontraban, lo que impidió que pudieran comunicarse con sus familiares y de paso, estos creyeran que fueron plagiados.

Por su parte, el secretario de Gobierno Departamental, Jairo Aguilar, asegura que este hecho permitió verificar el accionar de las autoridades con la aplicación del plan candado, el cual demostró que con capacidad operativa se puede tener una pronta y efectiva reacción contra la criminalidad y la delincuencia.

De acuerdo a la Policía, se trató de una modalidad delictiva de los reclusos de las cárceles, conocida como un falso servicio

La Policía, hizo un llamado para que la ciudadanía no caiga en esos falsos servicios requeridos desde las cárceles y se verifique la veracidad de estos requerimientos. Denunciando de manera inmediata este tipo de hechos a la línea antisecuestro y antiextorsión de la Policía Nacional 165.