Nacional

Carrerones, fuego y tumbada de fotomulta en remate de protesta en Cali

Carrerones, fuego y tumbada de fotomulta en remate de protesta en Cali

Después de movilizaciones que fueron tranquilas durante la mañana y la tarde en la capital del Valle, en la noche se desataron una serie de actos que dejaron daños en una estación del sistema de transporte masivo, pedrea, quemas de llantas y ramas.

"Nuestra ciudad es respetuosa del derecho constitucional a la movilización y la protesta, sin embargo queremos que esta se desarrolle mediada, conociendo los actores, las actividades, los corredores viales que van a ser utilizados y teniendo la oportunidad de desactivar cualquier circunstancia violenta”, dijo temprano el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. 

En la mañana, con participación de sindicatos de trabajadores y educadores se realizó una marcha que expresaba su rechazo por la muerte del abogado Javier Ordóñez en  procedimiento policial en Bogotá; contra las masacres y muertes de líderes sociales, por la corrupción del Gobierno y el manejo del proceso contra el expresidente y exsenador Álvaro Uribe.  La movilización matinal fue tranquila en el sur, norte y centro.

En la tarde llegaron manifestantes jóvenes, en su mayoría estudiantes universitarios, que recorrieron el sur y centro de esta capital.

Esta marcha salió del sector de Comfandi El Prado, en la autopista Sur. Un grupo siguió por la autopista Simón Bolívar, en dirección al llamado sector de Puerto Rellena, donde ya estaban concentradas algunas personas, entre ellos mototaxistas.

Ver esta publicación en Instagram

Marcha entre arengas, cantos, fogata y protocolo breve en #calicolombia

Una publicación compartida por Cali (@eltiempocali) el

Cuando llegaban las 9:00 de la noche la situación se tornaba crítica porque manifestantes empezaron a prender llantas y lanzar bombas molotov de bajo poder para prender ramas y hojas.

En ese punto se presentaron ataques contra la estación del sistema masivo MÍO Villa Nueva y otros equipamientos del mobiliario público.

En el recorrido fue derribada una cámara de fotomultas que al caer fue incendiada. En los barrios vecinos los residentes se encerraron por el temor ante la avanzada de personas que se dedicaban al vandalismo.

Guillermo Londoño, subsecretario de Seguridad de Cali, dijo que la mayor parte de la jornada fue tranquila  pero se complicó con los ataques de algunas personas a estaciones del sistema de transporte masivo MÍO.

Numerosos manifestantes buscaban que no se presentaron daños pero el vandalismo crecía.

Los momentos de mayor tensión se presentaron cuando un grupo se encaminó hacia el Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía del sector de Puerto Rellena, donde empezaron a lanzar 'bolas' de fuego. También hubo enfrentamiento frente a la sede del Servicio de Inteligencia Judicial (Sijín).

La Policía recurrrió al uso de gases lacrimógenos para dispersar a los protestantes. La situación quedó bajo control hacia las 10:30 de la noche cuando las calles fueron quedando vacías.