Nacional

Ocupadas 336 camas UCI por covid en Valle; hay 139 libres

Ocupadas 336 camas UCI por covid en Valle; hay 139 libres

De las 903 camas habilitadas en unidades de cuidados intensivos en el Valle del Cauca, 475 correspondían a pacientes con coronavirus. Eso quiere decir que el 53 por ciento de todas las camas de UCI hasta el lunes pasado en la región eran para enfermos con covid-19.

Las 428 restantes camas de estas UCI en todo el departamento, que equivalen al 47 por ciento, han sido para pacientes con otro tipo de enfermedades.

En el informe con fecha hasta el 29 de junio de la Secretaría de Salud del Valle del Cauca se indicó que hasta ese lunes, de esas 475 camas para pacientes con covid-19, 201 estaban ocupadas por los casos confirmados. Esto equivale al 42 por ciento de esas 475 unidades. De este mismo total, 135 camas de UCI estaban ocupadas por pacientes probables. Quedaban entonces, 139 disponibles para más pacientes con coronavirus que es el 29 por ciento. O sea que menos de la mitad de la camas para enfermos con covid en el Valle seguía sin ocupar.

En Cali, como lo ratificó ayer el alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, la ocupación de las camas de UCI para los casos positivos del coronavirus estaba entre un 46 y 51 por ciento. Toda la ocupación de camas oscilaba entre el 81 y el 84 por ciento por otras patologías. Es por eso que ahora que entra julio, el alcalde Ospina y la secretaria de Salud del municipio, Miyerlandi Torres, al igual que la gobernadora Clara Luz Roldán y su titular de Salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes hacen énfasis en que la curva de contagios por covid puede alcanzar picos más elevados de los que se han visto hasta ahora.

Es lo que califica el alcalde Ospina como la gran tormenta que se avecina. El mandatario sostuvo que ante este panorama “no se trata de aumentar el número de ventiladores en las camas de UCI. Se trata de evitar que lleguen más pacientes con coronavirus a estas unidades de cuidados intensivos”.

Ospina como la gobernadora Roldán y las dos secretarias de Salud reiteraron el llamado de continuar con más vehemencia con las medidas básicas del lavado continuo de manos, de utilizar de manera adecuada los tapabocas y de no salir a la calle si no hay una razón válida. Si los ciudadanos deben salir a sus puestos trabajo, deben guardar el distanciamiento social de los dos metros con todas las precauciones para que no se caiga en un número más de contagios y se ocupe una mayor cantidad de camas de UCI.

“Son vitales acciones del orden pedagógico en una nueva normalidad”, añadió Ospina. Explicó que es adaptarse a la realidad de hoy, pero sin descuidar la protección y la prevención.

“Va ser una época un poquito más larga”, dijo la secretaria Lesmes. “Por ahí tres semanas y empezamos a descender lentamente hasta septiembre y el último pedazo puede llegar a marzo del año entrante”, agregó.

“Ya sabemos que empezó esta subida (de casos), que empezó esta cuesta y que debemos cuidarnos más, evitando fiestas. No tenemos que hacer reuniones sociales”, sostuvo la gobernadora del departamento. De hecho, como lo señaló el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas, el pasado fin de semana con la implementación del toque de queda y la ley seca en toda la capital vallecaucana, a partir de las 11 de la noche del pasado viernes, el número de comparendos de personas en celebraciones o reuniones que violaran la cuarentena se redujo considerablemente. Se pasó de un promedio de diario de más de 1.000 a unos 600.

CALI