Nacional

Masiva protesta de transportadores en Neiva contra el mototaxismo

Masiva protesta de transportadores en Neiva contra el mototaxismo

Este miércoles 17 de julio, unos 2.200 conductores de taxis y 500 más de buses de servicio público de Neiva, Huila, se tomaron las vías de hecho para exigir un aumento en los controles sobre el mototaxismo, transporte informal que ha aumentado rápidamente en esta ciudad.

Los conductores se unieron y decidieron organizar un paro de 24 horas para llamar la atención de la Alcaldía de Neiva.

"El mototaxismo, los carros piratas y las plataformas tecnológicas nos tienen arruinados, pues los ingresos se han disminuido en gran manera", afirmó William Yesid Perdomo, líder de los transportadores públicos urbanos.

"Exigimos controles permanentes contra el transporte ilegal", agregó Perdomo.

El líder del gremio asegura que diariamente un taxista asalariado sólo alcanza unos 80.000 pesos y con los gastos que debe asumir de tarifa, gasolina, lavado del carro y comida, "se va para su casa con sólo 10.00 pesos de ganancias".

"La ciudad tiene más de 5000 mototaxistas", señaló Arcesio Medina, uno de los taxistas en paro.

Paro de taxis en Neiva

Según los taxistas en paro, en Neiva hay cerca de cinco mil mototaxistas.

Los conductores de colectivos que mueven pasajeros, también pidieron medidas efectivas para frenar el transporte ilegal en las calles de Neiva, el cual –según ellos- podría acabar con el transporte legal que sí le paga impuestos al gobierno.

"Por las calles ruedan miles de motocicletas transportando pasajeros y si no los combaten, en poco tiempo la ciudad quedará sin busetas de servicio público", señaló el dueño de un colectivo.

Yimmi Puentes, secretario de Movilidad de Neiva, afirmó que 4.000 motos han sido inmovilizadas por transporte ilegal.

En poco tiempo la ciudad quedará sin busetas de servicio público

"Tenemos 25 policías y 40 agentes de tránsito en las calles combatiendo el transporte ilegal", dijo el funcionario. Además, agregó que ninguna otra administración había enfrentado con decisión el transporte ilegal.

Ciudadanos consultados señalaron que ha sido complicado desplazarse a sus lugares de trabajo.

FABIO ARENAS

NEIVA