Nacional

Más de 250 conductores quedaron sin empleo en Ibagué

Más de 250 conductores quedaron sin empleo en Ibagué

La Cooperativa Expresó Ibagué decidió suspender de manera temporal los contratos de más de 250 de sus trabajadores entre los que figuran conductores y personal administrativo y operativo que labora en esta empresa de transporte de pasajeros de la capital del Tolima.

"Se suspenden los contratos de todos los trabajadores durante el tiempo que dure la emergencia social y económica decretada por el gobierno nacional a raíz del covid-19", afirmó Hernán Quiñónez, gerente de esta empresa de servicio público, considerada la más grande en temas de transporte urbano de pasajeros.

(Le puede interesar: Lo que se sabe de los primeros dos muertos por coronavirus en Nariño)

"Las medidas del gobierno nacional y la Alcaldía de Ibagué para frenar la propagación del virus, impiden la prestación del servicio colectivo de pasajeros", señaló la Cooperativa que dio conocer su decisión a través de un correo enviado a sus trabajadores, muchos de los cuales habían sido sacados a vacaciones.

Los trabajadores no recibirán salarios ni prestaciones sociales, pero sí se les pagarán los aportes en seguridad social correspondiente a salud y pensión en el porcentaje que por ley le corresponde a las partes.

La Cooperativa señala que se trata de una forzosa decisión que se hará efectiva únicamente por el tiempo que dure el aislamiento social y agrega que, cuando la emergencia sea superada, llamaŕa nuevamente a sus trabajadores.

"No son despidos ni cancelación de los contratos", aclaró la empresa.

Conductores consultados, que omitieron sus identidades, señalaron que "es una noticia muy dolorosa porque las busetas han sido su medio de trabajo por años y "son las que nos dan el sustento para la familia".

"Ojalá la emergencia termine pronto para que todos los trabajadores de Colombia que quedamos sin empleo, regresemos pronto a nuestras actividades", dijo un conductor y agregó que, "sin trabajo, la familia aguanta hambre"
Otros señalaron que la emergencia también golpea a los propietarios de las busetas que se quedan sin recibir los ingresos diarios.
Aseguuraron que, ppr culpa del covid-19, pierden plata los conductores asalariados, los dueños de los vehículos, mecánicos, vendedores de repuestos, montallantas, lavadores y las estaciones de servicio, entre otros.

"El golpe a la economía es total", afirmaron.

IBAGUÉ