Nacional

La sospecha de infidelidad que concluyó que bebé había sido cambiada

La sospecha de infidelidad que concluyó que bebé había sido cambiada

El 21 de marzo del 2016, a las 4:20 p. m., nació una niña en el hospital Niño Jesús de Barranquilla. La bebé, por equivocación, fue cambiada por otra menor que también acaba de nacer.

El extraño caso se conoció cuatro años después, cuando una de las familias se hizo la prueba de ADN y descubrió que la pequeña que estaban criando no era biológicamente su hija.

(Le recomendamos leer: Después de 4 años, padres se enteran de que les cambiaron a sus bebés)

Esta es la historia que lleva días con toda la atención de los barranquilleros, luego de que los protagonistas anunciaran acciones legales contra el centro asistencial por los daños morales causados a ambas familias.

José Hernández, padre de una de las menores cambiadas, fue quien logró esclarecer el asunto. Al hombre le parecía extraño que, a medida de que pasaba el tiempo, la niña que estaba criando no se parecía en nada a él. 

Los rasgos físicos ni el color de la piel se asemejaban a los de Hernández y mucho menos a los de su madre. 

(Además: ¿Por qué está haciendo tanto calor en la costa? Expertos le explican)

El hombre no pudo con la duda. El año pasado se realizó la prueba de ADN en la cual confirmó su sospecha: la pequeña no era su hija biológica.

Su esposa le juró a Hernández que no le había sido infiel, la primera razón que este hombre insinuaba tras la no compatibilidad de ADN con la niña.  

La mujer también le aseguró que la niña sí era de él. Tras los problemas suscitados en la pareja, ella también decidió realizarse la prueba de ADN. 

El resultado también arrojó que la menor no era hija biológica de ella. Así, la pequeña que desde hacía cuatro años tenían en su hogar no era hija de la pareja.

¿Qué pasó?

La pareja no hallaba respuestas a lo que estaba pasando. Era insólito que la niña que estaban criando no tuviera compatibilidad de ADN con ninguno de los dos. 

Hernández, quien esta semana ha contado la historias a los periodistas de Barranquilla, recordó que con estos resultados se fue hasta el hospital Niño Jesús.

A través de un derecho de petición logró que le entregaran la información de los nacimientos del 21 al 23 de marzo del 2016, fechas en la que la bebé nació y salió del centro asistencial.

Para Hernández, parecía evidente que su hija había sido cambiada al nacer. No hallaba otra razón lógica a lo que le estaba pasando. 

(Le puede interesar: Hallan sin vida a hijos de taxista que arrolló a una mujer y a su bebé)

Con la ayuda de un investigador privado, la pareja emprendió la búsqueda de  las otras bebés que nacieron por esos días en el hospital Niño Jesús.

Niñas de Barranquilla

Uno de los padres abandonó a una de las madres debido a que la niña no se parecía a él.

Ubicaron a una familia que se encontraba en Chimichagua, Cesar. A la mujer de otra bebé la contactaron a través de Facebook tras varios intentos de que escuchara la historia que los atormentaba. 

En una llamada, Hernández le contó toda la historia detrás de la niña que estaba criando. Le señalaron, además, que tenían la sospecha que la hija biológica de la pareja era, en realidad, la menor que ella tenía a cargo y que habrían sufrido un "cambiazo" de bebés. 

(Además: Mujer intentó meter marihuana camuflada en panes a estación de Policía)

La sospecha también hizo eco en la mujer de Chimichagua, una joven de 16 años, madre de tres niños.

Ella les contó a la pareja que su esposo la acusó de infidelidad al ver la niña. Decía que no se parecía a él y terminó abandonándolos.

Hernández la convenció que visitara Barranquilla para realizarse las pruebas de ADN.

¿Un final feliz?

Los resultados de estas pruebas mantenían en vilo a ambas familias, pero se confirmaron las sospechas: las bebés habían sido cambiadas y entregadas a otros padres.  

Hoy las dos niñas están en la casa de Hernández, mientras que las madres han confesado que han sufrido un fuerte impacto del que aún no se reponen.

Al enterarme de que la niña no era mía fue muy duro, hasta el punto que intenté quitarme la vida

“Al enterarme de que la niña no era mía fue muy duro, hasta el punto que intenté quitarme la vida. Estuve hospitalizada, casi me vuelvo loca. Yo miraba a la niña y la abrazaba. No lo podía creer”, contó una de las madres al diario local El Heraldo.

Por su parte, Hernández confiesa que no les gustaría separarlas, por lo que una de las posibilidades es que se puedan criarl como hermanas.

Mientras tanto, este hombre pidió al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) acompañamiento psicosocial, para evitar cualquier daño sicológico a cualquiera de las pequeñas.

También entregó el caso a una firma de abogados que ya están preparando el proceso judicial por daños morales contra las dos familias contra el Hospital Niño Jesús de Barranquilla

El hospital, por su parte, ha dicho que está dispuesto a colaborar para esclarecer que fue lo que pasó.

LEONARDO HERRERA
Corresponsal de
BARRANQUILLA

Más noticias de Barranquilla