Nacional

Jueza ordena la libertad del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso

Jueza ordena la libertad del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso
Una jueza de ejecución de penas de la sala de la Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá le concedió ayer "la libertad a prueba" al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien purga una condena de 15 años por narcotráfico en Estados Unidos.

EFE BOGOTÁ

Una jueza de ejecución de penas de la sala de la Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá le concedió ayer "la libertad a prueba" al exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, quien purga una condena de 15 años por narcotráfico en Estados Unidos.

La decisión de la jueza Luz Marina Zamora Buitrago significa que cuando Mancuso acabe de purgar su pena en Estados Unidos recobrará la libertad por los delitos cometidos durante el conflicto armado colombiano por los que fue condenado en Justicia y Paz, ley creada para juzgar a los exparamilitares.

"Esta decisión implica que Salvatore, por el proceso de Justicia y Paz, queda en libertad sujeto al cumplimiento de varios requisitos, uno de ellos continuar en el proceso durante los próximos cuatro años", dijo a periodistas Jaime Alberto Faeres, abogado de Mancuso.

El letrado añadió que su defendido "deberá atender las diligencias donde sea requerido por la justicia. Después de estos cuatro años, Salvatore Mancuso podrá solicitar la terminación total de su proceso".

El exjefe paramilitar, de los máximos comandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), fue extraditado a Estados Unidos en 2008 y está preso en una cárcel de Atlanta donde paga una condena de 15 años y 10 meses por narcotráfico.

De los 15 años a los que fue condenado Mancuso este ya ha pagado 11, más 19 meses que estuvo detenido en la cárcel de Itaguí en Colombia.

Por esto, Mancuso podrá recobrar su libertad en marzo del 2020 porque al total de la pena se le debe restar el 15% de reducción que ofrece el sistema penitenciario de Estados Unidos a quienes demuestran buena conducta.

La jueza le concedió la libertad a prueba, que es la que se les otorga a los paramilitares que ya llevan ocho años detenidos por cuenta de la ley de Justicia y Paz, teniendo en cuenta que esa fue la pena que se acordó para su desmovilización.