Nacional

Juan Chuchita, el gaitero mayor que venció a la muerte con su canto

Juan Chuchita, el gaitero mayor que venció a la muerte con su canto

Juan Alberto Fernández Polo, más conocido como 'Juan Chuchita', la voz líder de los Gaiteros de San Jacinto, se recupera de una isquemia cerebral leve, que lo tuvo 7 días internado y en cuidados intensivos en la clínica de Bocagrande, en Cartagena.

El cantante y compositor fue dado de alta el pasado sábado y de inmediato pidió que lo regresaran a su tierra natal: San Jacinto, Bolívar, el único lugar de la tierra, después de darle la vuelta al mundo con la popular agrupación de gaitas y tamboras, donde encuentra paz y reposo al lado de sus familiares y amigos cercanos. Los únicos que hoy tienen el privilegio de aún escuchar sus cantos sabaneros.

“Fueron siete días de total incertidumbre, pero mi padre así como ha sido un músico parrandero, también es un hombre fuerte y curtido por la vida”, dice optimista Emérita Helena Fernández Mercado, la hija número 10, la última del maestro Juan Chuchita.

Sus familiares sostienes que las largas parrandas a punta de Ron del maestro hoy le están pasando la cuenta de cobro. “Mi padre tiene mucha grasa en las arterias”, señala Emérita.

El ganador del Grammy Latino en la categoría mejor álbum folclórico en el año 2007, con los Gaiteros de San Jacinto, ya se encuentra en los brazos de su gran amor, Arnulfa Helena Mercado Guzmán la mujer que lo ha acompañado por más de medio siglo, quien le soportó sus largas parrandas pero quien también ha sido su polo a tierra y no ha permitido que la fama se le suba a la cabeza.

El cantante y compositor fue dado  de alta el pasado sábado y de inmediato pidió que lo regresaran a su tierra natal: San Jacinto, Bolívar.

El cantante y compositor (izquierda) fue dado de alta el pasado sábado y de inmediato pidió que lo regresaran a su tierra natal: San Jacinto, Bolívar. La foto es del año 2012.

“Primero se le durmió el lado derecho de la cara, luego el brazo y pierna derechos, mi papá alcanzó a convulsionar pero lo llevamos a tiempo al médico”, agrega Emérita vía telefónica desde el barrio Torices en San Jancito.

El pasado 6 de agosto Fernández Polo cumplió 89 años y en la última década ha hecho presentaciones en Bogotá y otras ciudades del país. Además de todas las parrandas y festivales en los Montes de María, donde siempre es homenajeado. 

“Gracias a Dios mi padre ha cosechado grandes amistades, el Gobernador de Bolívar no lo olvidó y tampoco el alcalde de San Jacinto”, suma Emérita.

Primero se le durmió el lado derecho de la cara, luego el brazo y pierna derechos, mi papá alcanzó a convulsionar pero lo llevamos a tiempo al médico

Fernández Polo fue sometido a una cirugía en el 2011 luego de que le detectaran  una severa desnutrición, complicaciones en la columna, una hernia inguinal a punto de estrangularse, entre otras afecciones.

"Jamás se había hecho un examen completo, por primera vez, a sus 80 años, se examina la próstata, de la que salió bien librado, y necesita de un cuidado extremo para su recuperación, sobre todo en la parte de la alimentación", dijo en aquel momento el gerente de la clínica Antonio Correa.

En una entrevista realizada por hace cinco años, 'Juan Chuchita' manifestó que canta porque le gusta y porque, aunque lo suyo era la tambora, “con el trabajo del campo me la pasaba mojándome las manos y los dedos se me torcieron. Entonces, lo que me quedó fue la garganta”.

También fue autodidacta. “Mis papás no me pusieron en la escuela, yo trabajé desde muy niño en el campo, sembrando ñame, maíz, yuca y tabaco, pero siempre estaba pendiente de la música y como a los 15 años empecé a moverme en ella”, cuenta.

Agrega que su trabajo de sembrador le ayudó a desarrollar la mente. “Trabajar en silencio me servía para componer, pero el canto de los pájaros también era de ayuda”, dijo  el maestro del folklore colombiano.

Al maestro Juan Chuchita la gloria le llegó tarde, pero él la supo abrazar con candor: alzó el Grammy en Las Vegas en el año 2007, viajó por Europa y los Estados Unidos de gira con su agrupación; cantó con la Filarmónica e hizo parte del elenco de la obra de teatro de María Barilla, además de presentaciones por todo el país; siempre con su tradicional atuendo: sombrero vueltiao y guayabera blanca.

Lo que más necesita hoy el artista es una medicina llamada Losartán y ENSURE, que esperan esta misma semana entregue la EPS MutualSer.

“Antenoche tuve un sueño y anoche volví a soñar/antenoche tuve un sueño y anoche volví a soñar y esta noche vuelvo sueño /y digo que el sueño es verdad”, solía decir Juan Chuchita como cávala previa a sus presentaciones, el pasado lunes la volvió a cantar como agradeciendo a la vida una nueva oportunidad.
      
  
John Montaño
Redactor de
Cartagena