Nacional

Ingenio universitario busca las casas contra el cambio climático

Ingenio universitario busca las casas contra el cambio climático

La alta temperatura se veía reflejada en el profesor italiano Lorenzo Savio. Su rostro estaba enrojecido y por su frente escurrían grandes gotas de sudor. Sin embargo, con otros integrantes del equipo Maquinaria Verde, de la Universidad Javeriana, de Bogotá, terminó de trasladar las formaletas de metal y otros materiales con los que comenzaron a hacer realidad uno de los 11 prototipos de vivienda sostenible de la Villa Solar Decathlon 2019, competencia académica que se inició ayer en la Universidad del Valle.

La propuesta de Maquinaria Verde es hacer una casa inspirada en el barrio El Pozón, en Cartagena (Bolívar). “Está pensado en El Pozón, pero es un proyecto que se puede adaptar a diferentes lugares porque tiene tecnologías industrializadas y también tecnologías artesanales”, explicó Savio, quien es arquitecto, docente e investigador en tecnologías de la arquitectura.

Además de estudiantes de ingeniería y arquitectura de la Javeriana, durante los 17 días que durará la competencia, este equipo será reforzado por otros italianos, alumnos del profesor Savio que cursan programas similares en el Politécnico de Turín. Esta institución italiana tiene convenios para proyectos de investigación e intercambios estudiantiles con la Javeriana.

La Villa Solar Decathlon 2019 hace parte de un movimiento mundial que promueve el uso de la energía solar y el desarrollo de la construcción sostenible ante la amenaza del Cambio Climático. Competencias similares se hacen en cuatro continentes. En América Latina se lleva a cabo por segunda ocasión en Colombia y Cali, nuevamente, es la sede este año con 650 participantes, procedentes de 15 universidades.

Es un decathlon porque se evaluarán diez aspectos relacionados con la sostenibilidad. Un jurado calificará cada una de estos y se premiarán los diez mejores equipos. El gran ganador será el que sume los mejores puntajes en las diez variables.

“Esta es una experiencia interesante para mí porque es un cambio de paradigma. Estoy acostumbrado a pensar las casas sostenibles para el clima atemperado de Europa, pero acá es bastante diferente por el clima tropical”, recalcó el acalorado profesor Savio.

Casas con yute y junco

A unos 30 metros de donde Maquinaria Verde comenzó a poner las bases de acero -que es un material reciclable- de su prototipo, jóvenes de overol habano se movían como hormigas dentro y fuera del rectángulo donde ensamblarán una vivienda pensada en los sectores más pobres de Buenaventura (Valle del Cauca).

Este equipo es el de la Universidad de La Salle, también de la capital del país, y se denomina Inno Nativo, que, según Karen Arce, integrante del grupo, significa innovación a partir de lo vernáculo”.

“Tenemos una vivienda, que como todas está jugándosela con páneles solares, pero además tiene una puesta en escena muy diferente ya que la universidad siempre se ha caracterizado por diseñar en pro de lo social, teniendo en cuenta el entorno y las personas a quienes van dirigidos los proyectos”, afirmó Arce, estudiante de arquitectura.

Los Lasallistas tendrán el respaldo de seis alumnos de una universidad alemana.
Una de las particularidades de este proyecto es que utilizará materiales autóctonos de la región de Pacífico, fibras vegetales como el mimbre, el yute y el junco.

'Ya es una cultura'​

Carlos Rodríguez, director del Solar Decathlon para América Latina, explicó que el movimiento de la construcción sostenible ya es una cultura. “No es solamente el uso del sol como una fuente, sino que habrá propuestas en términos de materiales, de cómo en una casa se debería hacer aprovechamiento eficiente del agua y cómo manejar los residuos sólidos.

FERNANDO UMAÑA MEJÍA
CORRESPONSAL CALI