Nacional

Getsemaní, uno de los barrios más 'cool' del mundo en quiebra

Getsemaní, uno de los barrios más 'cool' del mundo en quiebra

Para entender la tragedia que trajo el coronavirus a Cartagena hay que caminar el barrio de Getsemaní, en el Centro Histórico.

El llamado barrio 'cool' del país,  debido a los miles de turistas que atraía al año y a su amplia oferta gastronómica y cultural, quebró y sus calles están vacías. 

La Calle del Guerrero, por ejemplo, que normalmente está atiborrada de turistas a cualquier hora del día, hoy permanece sola y en silencio.

La Plaza de la Trinidad, que hasta febrero pasado era una verdadera torre de babel debido a la gran cantidad de viajeros del mundo que  allí llegaban, parece hoy un camposanto. 

La icónica Plaza de la Trinidad recibía los domingos por la noche a locales y extranjeros para ejercitarse a ritmo salsa y champeta, en las llamadas clases de Zumba. Pero estas fiestas libres acabaron por cuentas de la pandemia.

“Mucha gente se ha ido. En la Calle de San Antonio, por ejemplo, de las 16 casas que conforman la cuadra solo quedan ocupadas seis, como la mayoría eran negocios (heladerías, bares, restaurantes) la gente se fue”, dice la diseñadora María del Pilar Cuero Berrío, conocida como ‘María Tendencias’, quien tiene su taller en Getsemaní.

Además lo invitamos a leer: 'Sigo creyendo en el potencial de la bella Cartagena', Tcherassi

El bar salsero ´Los Carpinteros’ que acogía todos los fines de semana a los amantes de la música salsa.

El bar salsero ´Los Carpinteros’ que acogía todos los fines de semana a los amantes de la música salsa.

Las pérdidas en el negocio de 'María Tendencias', que confecciona trajes de novia, para quinceañeras y de ocasión,  son millonarias. Señala la diseñadora cartagenera.

Esta barriada cartagenera que a mediados del año 2018, según la revista Forbes, publicación internacional experta en negocios y finanzas, era el cuarto barrio más 'cool' del mundo, después de las localidad de Sants, en Barcelona; Navy Yard, en Washington, y Amsterdam Noord, en Amsterdam, hoy está de capa caída y su economía pujante por el suelo.

“Más de 50 negocios cerraron definitivamente entre hostales restaurantes y bares. Otros se mantienen clausurados y a la espera de abrir. Quien tenga el músculo financiero para sobrevivir estos cinco meses reabrirá el próximo año, pero la mayoría quebró”, relata Dávinson Gaviria, presidente de la Junta de Acción Comunal de Getsemaní.

El sector de Cartagena con mayores proyecciones de crecimiento y en la mira de grandes cadenas hoteleras internacionales, como Four Seasons, era Getsemaní.

De hecho, la única actividad en el barrio son las obras para el mega hotel 6 estrellas de la cadena internacional Four Seasons Hotels and Resorts, que se construye con todas las medidas de bioseguridad frente al Parque del Centenario y que culmina en la calle Larga. 

Otro negocio que sobrevive a la crisis económica es la tienda de ‘Los Paisa’ ubicada frente a la Plaza de la Trinidad, un negocio que antes vendía cerveza por montones a los sedientos viajeros, y hoy vende víveres a las comunidades aledañas.

También le puede interesar: Intervinieron fiesta sexual citada por redes sociales en hotel de Cali

Para el 95 por ciento del comercio getsemanicense, el tiempo retrocedió cuatro décadas hasta los años 70, cuando al arrabal de Getsemaní no ingresaba nadie y la calle de la Media Luna era la zona de tolerancia de la ciudad.

Para el 95 por ciento del comercio getsemanicense el tiempo retrocedió cuatro décadas hasta los años 70, cuando al arrabal de Getsemaní no ingresaba nadie.

Para el comercio getsemanisense, el tiempo retrocedió cuatro décadas hasta los años 70, cuando al arrabal de Getsemaní no ingresaba nadie y la calle de la Media Luna era la zona de tolerancia de la ciudad.

“En los últimos dos años, con mucho sacrificio, algunas familias se endeudaron para hacer arreglos en sus casas y montaron hostales… hoy están en la quiebra”, señala Gaviria, quien vive su propia tragedia como comerciante.

Él es el propietario del bar salsero ´Los Carpinteros’, que acogía todos los fines de semana a los amantes de la música salsa, y hasta donde llegaban los turistas para tomarse una cerveza colombiana y aprender a bailar el ritmo caribeño.

“Calculo unos 6 millones de pesos mensuales en pérdidas y además tenía tres empleados que tuve que despedir”, dice Gaviria, que abría en el Callejón Ancho del viejo barrio cartagenero.

Frente a este bar también cerró una escuela de idioma castellano, que tenía un nutrido número de estudiantes en jóvenes de todo el mundo, que aprovechaban sus vacaciones en la Ciudad Heroica para aprender el idioma español.

vendedor de fruta

vendedor de fruta

“Calculo unos 120 hoteles y hostales en Getsemaní. De esos, unos 20 son Hoteles Boutique, todos en crisis económica”, añade Gaviria, nacido en el viejo barrio, que durante la Colonia fue terruño de artesanos y constructores de barcos.

Frente a la Plaza del Pozo abre el hotel Las Palmas. Un lugar acogedor de 16 habitaciones, con un ambiente familiar, que tuvo que dejar sin trabajo a más de una docena de personas. Muchos trabajadores con más de 15 años de labores ininterrumpidas.

El libro ‘Getsemaní Casa Tomada’, de la investigadora cartagenera Laddys Posso, cuya primera edición vio la luz en el año 2015, entrega un dato revelador: “En las 22 manzanas que conforman el barrio se encuentran en operación más de 85 hoteles”. Para febrero del año 2020 la cifra se duplicaba, según la cámara de comercio.

la venta de tapabocas es el rebusque de la gente

la venta de tapabocas es el rebusque de la gente

Las calles del ayer arrabal cartagenero también fueron escenario, en los últimos tres años, de una docena de filmaciones internacionales, y por sus calles caminaron luminarias como Will Smith y Charlize Theron. Visitas ilustres que contribuyeron a acrecentar la fama de uno de los barrios más col del planeta.

El barrio se mantiene libre de coronavirus mientras el Distrito adelanta campañas para que la comunidad guarde la cuarentena. En Cartagena hay  16.421  casos positivos de la pandemia.

El getsemanisense, un clásico de la salsa, suena en una vieja casa del callejón angosto.

La canción, himno del barrio, es un llamado a mantener la fuerza, la templanza y elespíritu guerrero del getsemanisense.

"… yo soy getsemanisense barrio de bravos leones, sincero de corazones, amables en el tratar, nací en la calle San Juan…".

También le puede interesar: 

El país, sacudido por la discusión tras detención de Álvaro Uribe

'Espero que Uribe pueda resolver su difícil situación': Santos

Corte ordenó detención de Uribe porque podría obstruir la justicia

JOHN MONTAÑO
​Redactor de

Cartagena